Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

El estrés oxidativo es una alta producción de sustancias químicas oxidantes, cuya alteración puede relacionarse con células y tejidos. Cuando se forman excesos de radicales libres y los antioxidantes son pocos o ineficaces, se puede encontrar estrés oxidativo, factor de riesgo para nuestra salud especialmente si se prolonga en el tiempo y patologías asociadas como hipertensión, hiperlipidemia, hiperglucemia, sobrepeso, tabaquismo y alcohol.

El estrés oxidativo, por tanto, puede considerarse como un índice de malestar que, si se identifica a tiempo, puede ayudar a contrarrestar la aparición de otras patologías. Gracias a análisis de sangre específicos es posible comprobar el nivel de radicales libres y la capacidad protectora de los antioxidantes.

Una vez identificados los niveles, será conveniente intervenir para cambiar los hábitos y el estilo de vida, con el fin de devolver los niveles de salud a un estado óptimo. Veamos cuáles son las principales causas de este trastorno, los síntomas y qué tipo de remedios se pueden tomar.

Estrés Oxidativo y Radicales Libres

La función principal del sistema de defensa antioxidante es mantener un equilibrio entre la producción y eliminación de radicales libres que son compuestos químicos oxidantes que se derivan de la actividad metabólica de nuestro organismo, es decir, la respiración celular y la producción de energía. Son moléculas que, al ser inestables y reactivas, viven poco tiempo y tienden a capturar un electrón de otras moléculas, activando así el proceso de oxidación.

Cuando un radical libre reacciona con otras moléculas puede dar lugar a la formación de otras sustancias oxidantes, desencadenando reacciones en cadena nocivas. Entre los radicales libres producidos con mayor frecuencia se encuentran los reactivos al oxígeno, los llamados ROS. Estos radicales pueden ser muy dañinos y atacar células, proteínas, lípidos y ADN.

Sintomatología

Los síntomas del estrés oxidativo se generan por una serie de desequilibrios que se crean dentro de nuestro organismo a largo plazo, como consecuencia de la acción que realizan los radicales libres. El exceso de radicales puede provocar una alteración del metabolismo dañando células y tejidos. Por lo tanto, el estrés oxidativo puede conducir a numerosas dolencias y enfermedades a largo plazo. En particular:

  • Puede aumentar la exposición al envejecimiento prematuro de la piel: Que ocurre con piel seca, inelástica, arrugas.
  • Vitiligo: Debido a una concentración reducida de melanina que causa manchas en la piel.
  • Puede causar problemas en el cabello: Como fragilidad y caída.
  • Puede generar una alteración de las funciones de algunos órganos.
  • Puede exponerse a patologías cardiovasculares.
  • Puede causar la osteoporosis.
  • Puede inducir la infertilidad en el hombre y en la mujer.
  • Puede provocar la aparición de enfermedades crónicas y degenerativas como el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple o los tumores.

Causas Principales

Los mecanismos que provocan la producción de radicales libres son:

  • De naturaleza endógena: Que es interna a nuestro organismo. Los más importantes son la activación del sistema inmunológico, luego de un proceso inflamatorio, la metabolización de sustancias introducidas desde el exterior y la respiración celular.
  • Exógenos: Que se derivan del entorno circundante. Los más importantes son la ingesta de sustancias que pueden ser tóxicas para el organismo, el deporte, las radiaciones ionizantes y la contaminación ambiental.

Cuando una de estas condiciones es más alta de lo normal, puede haber un aumento en la producción de radicales libres que desencadenan el estrés oxidativo. Las condiciones que pueden causar estrés oxidativo son:

  • Tabaquismo activo y pasivo.
  • Uso de drogas, alcoholismo y abuso de drogas.
  • Exposición a productos químicos.
  • Consumir una dieta baja en frutas y verduras.
  • La ingestión de elementos tóxicos contenidos en los alimentos como aditivos o que se desarrollan durante la cocción.
  • Diabetes, obesidad y sobrepeso.
  • Exposición excesiva a rayos ultravioleta o rayos X, sin las debidas precauciones.
  • Factores genéticos.
  • Actividad física prolongada e intensa.

Diagnóstico y Prevención

La presencia de estrés oxidativo es diagnosticada por un experto mediante un análisis de pruebas de laboratorio. En particular:

  • La prueba FORT: Que utiliza la capacidad de algunos metales para dividir los radicales libres en una muestra de plasma para determinar su número exacto.
  • la prueba d-ROMs: Que analiza el número de radicales en una muestra de plasma coloreando mediante la acción de un reactivo.

La prevención es muy importante para intentar contrarrestar la aparición del estrés oxidativo. De hecho, para reducir el riesgo de que aumenten los radicales libres, es fundamental seguir un estilo de vida que ayude al organismo a mantener el equilibrio. En concreto, recomendamos:

  • Seguir una dieta variada, rica en verduras y frutas.
  • Mantenga el azúcar en sangre bajo control tratando de limitar el consumo de azúcares durante el día.
  • Evitar el consumo de sustancias peligrosas como las drogas.
  • Evitar el abuso de cigarrillos y alcohol.
  • Protéjase con protector solar cuando se exponga a la luz solar y use la protección adecuada cuando se someta a pruebas como tomografías computarizadas o rayos X.
  • Participar en actividad física con regularidad.
  • Evite sentarse demasiado tiempo.

Pautas de Alimentación

Una vez que su médico haya diagnosticado la presencia de estrés oxidativo, le indicará la cura o tratamiento específico para mejorar su estado de salud general. Este desequilibrio puede generalmente ser contrarrestada mediante la práctica de un estilo de vida saludable, especialmente desde el punto de vista alimentario.

Seguir una dieta rica en alimentos que contengan sustancias antioxidantes naturales puede ser una ayuda válida para combatir la propagación de los radicales libres. Entre los alimentos recomendados, podemos encontrar:

Los antioxidantes son una defensa para nuestro organismo y todos los seres vivos están dotados de él. Este sistema de defensa está compuesto por enzimas y antioxidantes que se introducen a través de los alimentos. Sin embargo, la producción de antioxidantes podría ser insuficiente para combatir los radicales libres. Por eso puede ser necesario incrementar la ingesta de antioxidantes para ayudar al organismo a defenderse del estrés oxidativo. 

Muchos alimentos y suplementos tienen una alta concentración de antioxidantes. El consumo de alimentos y bebidas ricos en antioxidantes, asistido por una terapia farmacológica adecuada, a menudo se asocia con una disminución de enfermedades degenerativas y cardiovasculares. Esta capacidad se atribuye principalmente a los “polifenoles” que están presentes en todos los alimentos de origen vegetal.

Una dieta rica en frutas, verduras, vitaminas y minerales (magnesioseleniocobremanganeso y zinc) puede incrementar la respuesta celular al estrés oxidativo. La Organización Mundial de la Salud recomienda un consumo diario de al menos 400 gramos de frutas y verduras. En cuanto al uso de antioxidantes en forma de complementos alimenticios, el consejo es evitar suposiciones de bricolaje y pedir siempre la opinión de un experto, que puede recomendar tipos como omega 3-6-9, y otras ayudas para aumentar la ingesta energética.

Tratamientos y Remedios

Para contrarrestar los radicales libres, la medicina tradicional también se puede asociar con remedios como los suplementos. En particular, suplementos que contienen:

  • Antioxidantes tales como β-caroteno, polifenoles, flavonoides, antocianinas.
  • Vitamina Avitamina C (o ácido ascórbico), vitamina E y minerales como magnesio, zinc, selenio.
  • Coenzima Q10 y glutatión.
  • Ácidos grasos: Omega-3 y omega-6, también presentes en el pescado azul.

Los métodos de administración de estos compuestos pueden variar según la formulación de los productos, pero generalmente se realiza por vía oral. Cualquier tipo de suplemento en presencia de patologías o si está siguiendo terapias farmacológicas debe tomarse siempre por indicación médica. Algunos compuestos también pueden desencadenar contraindicaciones o efectos secundarios que pueden variar de persona a persona.

El magnesio es un mineral útil para que nuestro cuerpo produzca energía y ayude a mantener saludable el sistema nervioso. Se encuentra principalmente en huesos, tejidos y fluidos extracelulares. Hay momentos en la vida en los que se pueden perder o consumir más cantidades significativas de magnesio.

Situaciones de estrés prolongadas, sudoración excesiva ligada a actividad física intensa, quemaduras o lesiones graves, diarreas, vómitos y enfermedades debilitantes pueden ser una de las principales causas de deficiencia de este mineral. Por estas razones, puede ser necesario introducir magnesio en forma de suplementos.

Del magnesio obtenemos el hidrato también llamado “hidróxido”, que se utiliza en medicina para el tratamiento de síntomas provocados por enfermedades como gastritis, reflujo gastroesofágico o en caso de estreñimiento y úlceras. Veamos cuáles son las principales propiedades, los usos del hidrato de magnesio y cuáles pueden ser las contraindicaciones.

¿Cómo Actúa el Hidrato de Magnesio?

El hidrato de magnesio es uno de los principales derivados del magnesio, útil para nuestro organismo ya que tiene una posible acción antiácida que interviene sobre la acidez del jugo gástrico y laxante, que puede actuar para ayudar a promover la acumulación de agua. en el intestino. El agua ayuda a aportar una mayor hidratación de las heces, facilitando la evacuación. La acción laxante se obtiene tomando dosis más altas de magnesio.

La principal característica en forma de hidrato es que no altera las peculiaridades del intestino y la mucosa gástrica, por lo que ayuda a preservar y regular el funcionamiento del sistema digestivo. El hidrato de magnesio no es fácil de absorber, ya que no es soluble en agua. El que se vende con fines terapéuticos es en forma de polvo muy fino, más fácil de asimilar.

Propiedades y Efectos Beneficiosos

El Magnesio es un mineral esencial para la actividad y el equilibrio de nuestro sistema nervioso, además juega un doble efecto calmante y calmante, que ayuda a disminuir la excitabilidad de músculos y nervios. En particular:

  • Puede ayudar a reducir la secreción de adrenalina.
  • Puede ayudar a aliviar los calambres y relajar la tensión muscular.
  • Puede ser útil en caso de dolor de cabeza, nerviosismo, intestino irritable, taquicardia y dolores de estómago.
  • Puede ayudar a producir energía al intervenir en la coagulación y el metabolismo de la sangre.
  • Puede ayudar a promover el mantenimiento equilibrado del pH sanguíneo.
  • Puede ayudar a regular el ritmo cardíaco gracias a su acción vasodilatadora.
  • Puede ayudar a fortalecer los huesos.

En oligoterapia, el magnesio se utiliza por sus numerosas propiedades que parecen ser capaces de liberar efectos beneficiosos para el organismo. En particular:

  • Puede ayudar a relajar el sistema nervioso.
  • Puede tener una posible acción antidepresiva.
  • Puede ayudar a combatir las patologías cardiovasculares, si se apoya en una terapia farmacológica adecuada.
  • Puede ayudar a mejorar la regeneración celular.
  • Puede ayudar a aumentar la elasticidad de los tejidos y eliminar las peligrosas calcificaciones de los tejidos blandos y las articulaciones.

¿El Hidrato de Magnesio Realmente Funciona Contra el Nerviosismo y la Depresión?

El magnesio ayuda a estimular la función nerviosa, facilitando la transmisión de impulsos. Este mineral, entre sus múltiples propiedades, parece ser capaz de estimular la producción de serotonina, una endorfina que actúa sobre los receptores del cerebro y que realiza una posible acción antidepresiva, analgésica y ayuda a reequilibrar el estado de ánimo.

El estrés, lamentablemente, tiende a agotar las reservas de magnesio, ya que nuestro organismo lo utiliza precisamente por su capacidad calmante y antidepresiva. Una deficiencia de este mineral puede provocar depresión general, nerviosismo y ansiedad, así como alteraciones del sueño. Incluso durante el ciclo menstrual o durante la menopausia, se puede encontrar una reducción de los niveles con la consiguiente manifestación de síntomas como depresión e irritabilidad.

Magnesio, espasmos y músculos

El magnesio ayuda a estimular la función muscular, a reequilibrar el ritmo cardíaco y luego a combatir diversas enfermedades cardiovasculares. Una deficiencia de este mineral puede provocar tensión muscular y calambres. Por este motivo está indicado para:

  • Ayuda a relajar los músculos lisos en caso de intestino irritable, ya que Ayuda a promover la funcionalidad gracias a su efecto laxante.
  • Dolor de cabeza causado por tensión nerviosa.
  • Taquicardia y palpitaciones.
  • Calambres menstruales.

Además de estas funciones, es fundamental para el proceso de mineralización y desarrollo óseo. Puede ayudar a fortalecer el esmalte de los dientes, junto con el calcio y el fósforo participa en la construcción del esqueleto.

Posología e Ingesta Diaria Recomendada

El hidrato de magnesio se toma por vía oral en forma de polvo para disolver en agua o en la lengua, o como polvo efervescente. Para una posible acción antiácida se debe administrar después de las comidas, mientras que para una posible acción laxante se recomienda tomarlo temprano por la mañana con abundante agua. Tanto en presencia de estreñimiento como de acidez, es recomendable no recurrir al uso de productos a base de hidratos durante más de una semana consecutiva.

La ingesta diaria de magnesio o a través de los alimentos es de 5-6 mg / kg de peso corporal que se convierte en 10 mg para mujeres embarazadas y 15 mg para niños. El requerimiento está influenciado por la cantidad de calcio, proteínas, fósforo y vitamina D presentes en la dieta y aumenta según los niveles de colesterol en sangre.

Contraindicaciones y posibles efectos secundarios.

La administración excesiva o un uso prolongado de hidróxido de magnesio puede provocar efectos secundarios, en primer lugar la disentería  y la consiguiente deshidratación. Como hemos visto, el hidrato se puede tomar para obtener una acción antiácida que ayude al organismo a bloquear la absorción de algunos fármacos, incluidos los antibióticos, o para una acción laxante. En este último caso, favorece la aceleración del tránsito intestinal, interfiriendo con la absorción de otros principios activos.

Por esta razón, debe esperar al menos un par de horas antes de tomar medicamentos con hidrato de magnesio. En cualquier caso, al seguir otras terapias farmacológicas siempre es recomendable hablar con su médico y evitar las administraciones de bricolaje.

Además, la presencia de sodio puede ser perjudicial para quienes son hipertensos o padecen enfermedades renales. La ingesta del hidrato no parece implicar alteraciones en las capacidades perceptivas o reactivas por lo que se puede tomar antes de utilizar maquinaria o conducir. Lea siempre las instrucciones en el empaque de los productos que compra. La administración durante el embarazo o la lactancia solo debe realizarse por consejo de su médico.

¿Dónde Comprar Hidrato de Magnesio? Precio

El hidrato de magnesio se puede comprar en una farmacia, farmacia o en línea. El coste de estos productos varía en función del tipo y no suele superar los 20 euros. En el mercado es posible encontrar diferentes soluciones tanto en cápsulas como en polvo.

Es recomendable buscar el consejo de un experto antes de proceder con la compra y administración, especialmente si estás siguiendo otras terapias farmacológicas o en presencia de patologías.

El síndrome de compresión nerviosa integra dentro del término una gama más amplia de trastornos debidos a una compresión anormal de los nervios. El conjunto sintomático del trastorno se manifiesta por un dolor intenso, a menudo incapacitante, en la mayoría de los casos atribuible a neuropatía periférica o curso inflamatorio.

¿Cuáles son las causas del síndrome de compresión nerviosa y qué terapias y tratamientos se pueden aplicar? ¡Vamos a profundizar todo en esta nueva guía!

Compresión Nerviosa: Etiología del Trastorno

La compresión nerviosa, también conocida como síndrome de compresión nerviosa o síndrome de atrapamiento nervioso, incluye una gama más amplia de síndromes que provocan una compresión anómala de los nervios por inflamación, neuropatía periférica, en la mayoría de los casos atribuible a mononeuritis y mononeuropatías.

En este caso, los nervios están comprimidos debido a la inflamación continua de la vaina que recubre los tendones, o por movimientos repentinos o repetitivos en el tiempo de naturaleza anormal. Incluso algunas patologías preexistentes como la artritis pueden provocar una compresión anormal de los nervios y dar lugar a un estado patológico real.

Kit Sintomático

El síndrome de compresión nerviosa implica una serie de síntomas que a menudo son incapacitantes y dolorosos. Dependiendo del tipo de trastorno, puede ocurrir un conjunto sintomático diferente pero que, en la mayoría de los casos, incluye:

  • Dolor
  • Hormigueo
  • Dificultades motoras
  • Debilidad muscular
  • Dolor muscular 
  • Atrofia
  • Degeneración del nervio comprimido
  • Pérdida de sensación en el área afectada
  • Sensación de frialdad
  • Cianosis

Tipos de Compresión Nerviosa

En el campo de la medicina, el síndrome de compresión nerviosa incluye diversas anomalías nerviosas agrupadas en diferentes tipos según la zona afectada. Entre los más frecuentes se encuentran:

  • Síndrome del túnel carpiano (Que implica compresión del nervio mediano, hormigueo, dolor en los dedos, que en la mayoría de los casos se extiende hasta el anular).
  • Síndrome del túnel cubital o síndrome del canal de Guyon: (Implica compresión del nervio cubital en el codo o la muñeca, causa dolor, hormigueo, pérdida de sensibilidad en la mano y dificultad para moverse)
  • Síndrome del túnel radial: (Implica la compresión del nervio radial e incluye síntomas que afectan principalmente a la mano, como dolor, dificultad para mover el pulgar).
  • Síndrome del túnel tarsal: (Incluye compresión anormal de la planta del pie y afecta un solo nervio, causa dolor al estar de pie pero también en otras posturas)
  • Síndrome de salida torácica: (Incluye compresión anormal de los músculos torácicos entre la primera costilla, clavícula, músculos escalenos, músculos subclavios y pectoral menor, causa dolor, debilidad muscular, parestesia del antebrazo).
  • Síndrome de compresión del nervio pudendo: (Incluye compresión de los nervios en las áreas perianal y genital pero ocurre más raramente que otros síndromes, afecta más a las mujeres y causa dolor, mayor sensibilidad y susceptibilidad incluso a estímulos que generalmente no incluyen estados dolorosos ).

Causas de los Diferentes Síndromes de Compresión Nerviosa

En la base del origen de una compresión nerviosa existen síntomas comunes, como el dolor, pero diferentes causas atribuibles a los diversos tipos que deben ser diagnosticados en el centro médico. En el caso del síndrome del túnel carpiano, se produce una compresión del nervio mediano.

En el caso del síndrome del túnel cubital y el síndrome del canal de Guyon, la causa es una compresión del nervio cubital; El síndrome del túnel radial implica la compresión del nervio radial que afecta una rama médica de tipo motor. El síndrome de la salida torácica implica la compresión de los vasos sanguíneos y un plexo branquial. El síndrome de compresión del nervio pudendo se produce debido a una anomalía nerviosa concentrada en las áreas pélvica y genital. De manera más general, entre otras causas, existen:

  • La ejecución de movimientos repetidos.
  • La ejecución de movimientos repentinos y anormales.
  • Daño a los nervios como resultado de procedimientos médicos quirúrgicos.
  • Trauma.
  • Compresión nerviosa causada por una patología tumoral.
  • Neuropatía periférica (acentuada por afecciones como diabetes o vasculitis).

Diagnóstico y Análisis Necesarios

El síndrome de compresión nerviosa debe diagnosticarse en el centro médico tras una cuidadosa evaluación de la historia general del paciente, pruebas y análisis específicos. En particular, el especialista evaluará: la historia clínica del sujeto, la descripción de los síntomas y el sitio de interés. Además de esto, el diagnóstico también hace uso de algunas pruebas:

  • Prueba de rodamiento de la piel ( prueba rápida y no invasiva que consiste en la estimulación del pliegue cutáneo cerca del ano, mediante un pellizco, para resaltar una compresión del nervio pudendo).
  • Estudios de electrodiagnóstico y electromiografía.

Tratamientos y Terapias

En el caso de un diagnóstico determinado de síndrome de compresión nerviosa, el tipo de intervención médica varía según los tipos y la gravedad del conjunto sintomático. En la mayoría de los casos, se prescriben tratamientos o planes de tratamiento quirúrgico más invasivos. Entre los fármacos más utilizados se encuentran:

  • Antidepresivos tricíclicos.
  • Anticonvulsivos.
  • Estabilizadores de nervios. 

Cuando los fármacos resultan ineficaces, especialmente desde el punto de vista de los síntomas incapacitantes y del dolor, las intervenciones quirúrgicas incluyen bloqueo nervioso mediante anestésicos locales, inyecciones de corticoides o inyecciones de toxina botulínica, finalmente descompresión quirúrgica del nervio. La cirugía tiene una eficacia variable según el estado de compresión del nervio. En caso de daño permanente e irreversible de los nervios, incluso la descompresión no resulta eficaz para resolver el problema.

Conductas, Prevención y Asesoramiento

Además de las terapias médicas, en caso de síndrome de compresión nerviosa, también se pueden observar algunos patrones de comportamiento, útiles para reducir el dolor y prevenir la aparición de síntomas más graves como:

  • Limitar la repetición de movimientos incapacitantes (como colocar el codo a menudo sobre superficies).
  • Evitar o limitar períodos excesivos de estar sentado.
  • Use un anillo de cojín (a base de espuma) para reducir los efectos secundarios del tiempo excesivo sentado.
  • Realizar técnicas de relajación (preferiblemente bajo la supervisión de un fisioterapeuta).
  • Evitar el estrés físico.

La enfermedad de Paget también se conoce como enfermedad ósea de Paget  y se presenta como una enfermedad crónica que afecta el tejido esquelético de los adultos. En este caso el recambio óseo se acelera en varias zonas específicas y provoca fragilidad de la matriz, deformidad y dolor.

La mayoría de los tratamientos incluyen un plan de tratamiento basado en medicamentos, pero ¿cómo se desarrolla la enfermedad de Paget, cuáles son sus síntomas y cuáles son las opciones de tratamiento? ¡Siga leyendo para encontrar respuestas a todas las preguntas!

Enfermedad de Paget: Qué es y Qué Implica

La enfermedad de Paget ataca el tejido esquelético adulto y se presenta como una patología capaz de deformar la estructura y la misma matriz ósea. En algunos pacientes con el trastorno se produce una mutación en el gen SQSTM1, lo que provoca una actividad acelerada del factor nuclear kappa-B y los osteoclastos. La patología se clasifica dentro de las formas crónicas e implica una alteración de los procesos de formación ósea.

Entre las manifestaciones más evidentes en el caso de la enfermedad de Paget se encuentra la formación de tejido óseo poco calcificado en la línea de tejido sano, generalmente causado por una infección causada por mutación genética o proliferación del paramixovirus.

Manifestaciones de la Patología y Síntomas

Detrás de las manifestaciones de la enfermedad de Paget se encuentra un aumento anormal del volumen de los huesos del cráneo , la espalda y las extremidades inferiores. La deformación implica un conjunto sintomático particularmente pronunciado que incluye:

  • dolor muscular
  • Dolor de huesos
  • Compresión de los nervios
  • Disminución de la audición
  • Tinnitus 
  • Sordera 
  • Mareo
  • Dolor de cabeza 
  • Entumecimiento de los nervios
  • Deformidades óseas 
  • Estenosis espinal 
  • Debilidad ósea 
  • Fracturas 
  • Osteoartritis 
  • Osteoporosis 
  • Artritis y osteoartritis 
  • Patologías cardiovasculares (estenosis aórtica, insuficiencia cardíaca, paraplejía, compresión nerviosa)
  • Síndrome de la cola de caballo 

Debido al debilitamiento de la matriz ósea, la enfermedad de Paget puede exponer la estructura esquelética adulta al riesgo de fracturas importantes, déficits de movilidad y curvaturas óseas anormales. La enfermedad de Paget puede ocurrir durante la fase de crecimiento y desarrollo óseo, o como resultado de las respuestas adaptativas de la estructura ósea a lesiones o fracturas. En el caso de la patología, la estructura esquelética se ve alterada por una excesiva resorción ósea en zonas predefinidas y específicas.

El crecimiento óseo anormal incluye una estructura que consta de laminillas y trabéculas, un exceso de tejido conectivo dentro de los espacios medulares, aumento de la formación de vasos sanguíneos. La nueva formación ósea, cercana a la estructura esquelética sana, demuestra ser más grande y más frágil, por lo tanto sujeta al riesgo de fracturas, osteoporosis, deformaciones de los huesos del cráneo, pelvis, columna y piernas, artrosis. El diagnóstico de la enfermedad de Paget rara vez incluye a sujetos menores de 40 años y resulta más incidental en el caso de la vejez.

Causas de la Enfermedad de los Huesos

En el campo médico, las causas de la enfermedad de Paget aún se desconocen en la actualidad, pero existen casos de carácter esporádico y único, o factores genéticos de carácter hereditario. Entre las hipótesis más formuladas se encuentran:

  • Malformación de genes: Se encuentra sobre todo en casos de naturaleza hereditaria familiar, debido a la transmisión autosómica dominante. En este caso, la mutación genética afecta principalmente al gen Sequestosome1, la expresión de RANK, el factor de crecimiento nuclear NFkB.
  • Infecciones virales: En este caso la replicación del virus dentro de las células afectadas puede ocurrir varios años antes del inicio real de los síntomas, proliferando de forma completamente asintomática. Debido a la ausencia de estudios científicos capaces de aislar el virus de las células afectadas, esta hipótesis no está hoy confirmada en el campo médico.

Diagnóstico de Patología

La única forma de diagnosticar correctamente la enfermedad de Paget es mediante una investigación específica del conjunto de síntomas, aunque puede ocurrir que se detecte al azar durante las pruebas de diagnóstico realizadas por razones secundarias. Los exámenes médicos incluyen:

  • Investigaciones radiográficas: En particular el examen de rayos X gracias al cual se evalúa el segmento óseo realizado en todo el cuerpo, o en áreas específicas como el cráneo, pelvis, miembros inferiores, columna lumbar. Para diagnosticar la extensión de la enfermedad es necesario realizar una gammagrafía ósea con radionúclidos, también se utiliza una Tomografía Axial Computarizada (TAC firmada) para seguir el curso de la deformación ósea.
  • Análisis de orina y de sangre: En este caso, se buscan valores por encima de la norma de fosfatasa alcalina, aminotransferasa, calcio y fosfatos.
  • Análisis histológico: Se realiza en el caso de la enfermedad de Paget de curso maligno, pero generalmente infrecuente, donde la apariencia de la deformación ósea se asemeja particularmente a la estructura de un mosaico.

Tratamientos Farmacológicos

Hoy en día no existe una cura específica capaz de erradicar la enfermedad de Paget sino una serie de planes terapéuticos basados ​​sobre todo en la administración de medicamentos prescritos en caso de dolor debido exclusivamente a la enfermedad, como forma preventiva de la degeneración ósea en curso. Entre los fármacos más utilizados se encuentran:

  • Bifosfonatos y calcitonina (contribuyen a la supresión de la hiperactividad ósea, se pueden tomar por vía oral o intravenosa).
  • Ibuprofeno
  • Naproxeno
  • Paracetamol 
  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE)
  • Aspirina 

La ingesta oral de fármacos, especialmente a largo plazo, puede provocar algunos efectos secundarios como acidez y osteonecrosis de la mandíbula. En algunos casos, entre los síntomas relacionados con la enfermedad de Paget, también puede haber falta de vitamina D y calcio, por lo que se debe recurrir a una terapia a base de bisfosfonatos. Sin embargo, los tratamientos farmacológicos mencionados anteriormente no pueden ser tomados por sujetos que padecen enfermedades renales graves. En estos casos el médico puede evaluar la hipótesis de una administración alternativa basada en una hormona natural como la calcitonina. 

Estilo de Vida y Prevención

En el caso de la enfermedad de Paget es importante destacar que actualmente no existe una terapia preventiva útil pero sí se pueden cambiar una serie de comportamientos y hábitos, entre ellos:

  • Reducir el riesgo de caídas y fracturas óseas. 
  • Haga ejercicio con regularidad (evite los deportes extremos)

Suministro

Además, en este caso no es posible encontrar una dieta diaria eficaz contra la aparición de la enfermedad de Paget.

Sin embargo, al igual que en el caso de los hábitos preventivos, es recomendable optar por alimentos ricos en calcio y vitamina D , evaluando la ingesta de complementos alimenticios con propiedades concentradas. Entre los alimentos recomendados se encuentran:

  • aceite de hígado de bacalao
  • fruta seca
  • pescado azul
  • yema
  • vegetales de hoja verde
  • hongos porcini 
  • menudencias 
  • almejas 
  • bottarga 
  • pez espada
  • caviar 
  • trucha de salmón 
  • salmón 
  • leche y derivados 
  • arenque
  • sardinas 
  • hígado bovino 
  • sésamo
  • sabio 
  • Romero 
  • soja 
  • chocolate con leche 
  • higos secos 
  • menta
  • garbanzos 
  • frijoles 
  • habas 
  • alcachofas 
  • Espinacas 
  • repollo 
  • naranja 
  • envidia 
  • cardos 
  • café
  • camarón 
  • nueces 
  • pistachos 
  • perejil 
  • tofu 
  • almejas 

La mordedura de una culebra venenosa es un hecho que puede tener lugar en zonas rurales de montaña, cuyos efectos pueden ser graves y en ocasiones incluso letales para las víctimas. Por eso es importante saber cómo intervenir y a quién contactar para tener un manejo oportuno de la emergencia. Veamos cuáles son los síntomas, cómo reconocerlos y qué se debe hacer en caso de una mordedura de serpiente venenosa.

¿Cómo se ve la Mordedura de Víbora?

La mordedura de víbora suele dejar la marca de los dientes que contienen el veneno, o dos pequeños agujeros de pequeño diámetro que están separados aproximadamente 1 cm entre sí. Alrededor de estas marcas se pueden encontrar orificios más pequeños que los demás dientes que están libres de veneno. Si la mordida se produce de lado o en áreas como el tobillo, la muñeca también puede ser la marca de un solo diente.

En el caso de una picadura venenosa:

  • No corte la parte donde ocurrió la picadura para evitar que el veneno se propague.
  • No chupar el veneno que puede ser peligroso para quienes lo hacen.
  • No use torniquetes que pueden aumentar el riesgo de propagación del veneno.
  • Mantén la calma ya que puede que no sea una víbora y en cualquier caso la picadura también puede ser superficial con poca inyección de veneno.
  • No administre ningún antídoto ya que sería ineficaz si se guardara fuera del refrigerador y puede causar reacciones fatales. Solo debe ser administrado por personal médico.
  • Sostenga la extremidad y venda desde el punto de la mordedura hasta la extremidad de la extremidad. También puede ser útil agregar un palo para bloquear el movimiento y la propagación del veneno.

Síntomas y Diagnóstico

En pocos minutos se activa una reacción en el punto exacto donde se produjo la picadura, caracterizada por una serie de signos como calor, dolor, enrojecimiento e hinchazón, y luego se extiende por toda la extremidad en 6 horas, que poco a poco se irá hinchando. hasta que se endurece, causa dolor, se vuelve frío y de color azul.

En 12 horas , comienzan a aparecer parches cianóticos. Las reacciones importantes, aparte del shock anafiláctico , no ocurren durante un par de horas, por lo que la víctima tiene tiempo para ir al hospital. Puede ocurrir trombosis, sangrado, fiebre alta y una serie de síntomas como náuseas, vómitos, falta de aire, convulsiones raras veces en niños, ancianos e incluso paro cardíaco. 

Hay factores que deben tenerse en cuenta para comprender cuán grave puede ser el envenenamiento por mordedura de serpiente. En particular, puede depender de:

  • Por tamaño y especie.
  • La cantidad de veneno inyectado.
  • El número de picaduras infligidas y la profundidad.
  • Del área afectada.
  • Edad, físico, cuadro clínico.
  • Cuánto tiempo pasó antes de que se tomara acción y la reacción al veneno.

Las huellas de los dientes pueden sugerir el tipo de serpiente responsable pero no dan certeza en la identificación. En base a cómo se colocan los agujeros del diente y la mandíbula de la serpiente, es posible entender de qué especie se trata. Por ejemplo, las serpientes de cascabel pueden dejar una o más huellas, los rayones y los agujeros individuales también son frecuentes. Las mordeduras dejadas por serpientes no venenosas, por otro lado, pueden tener múltiples huellas.

¿Qué Hacer en Caso de mMrdedura de Serpiente?

Lo primero que debe hacer cuando recibe una mordedura de serpiente, ya sea venenosa o no, es tratar de mantener la calma, colocar a la víctima en una posición cómoda y mantenerla quieta, y llamar a la sala de emergencias de inmediato. Es importante recordar:

  • No practique ninguna maniobra en la parte afectada por la picadura.
  • No aplique cordones apretados que bloquearían la circulación sanguínea y no el flujo linfático a través del cual el veneno continuaría esparciéndose en el cuerpo.
  • Intente inmovilizar la parte afectada con la ayuda de vendajes o férulas para evitar la propagación del veneno.
  • Aplique un vendaje con un vendaje no demasiado apretado, de 7-10 cm de altura.

Para evitar una mordedura de serpiente puedes tomar algunas precauciones como:

  • Tenga cuidado al usar sus manos para casar ramas, piedras o recoger algo.
  • Utilice siempre un palo o una rama para levantar algo del suelo.
  • Use calcetines hasta los tobillos y botas cuando camine por el bosque y el campo.

¿Por qué es Tóxico el Veneno de Víbora?

El veneno de serpiente es una sustancia proteica altamente tóxica en la que en su interior hay una serie de sustancias que se combinan entre sí y actúan de forma diferente, dependiendo del sistema linfático de la persona atacada. El veneno también puede inmovilizar, matar presas, antes de que sean digeridas.

Las moléculas contenidas en el veneno son grandes y, por lo tanto, no pueden penetrar fácilmente desde los tejidos hasta los capilares, pero pueden extenderse por todo el cuerpo a través del sistema linfático, que drena el líquido linfático en el que se disuelve el veneno contenido en los tejidos del área de la picadura. Por estos motivos, es fundamental no cortar nunca la piel para no abrir los capilares que liberarían el veneno, pero hay que minimizar el drenaje linfático.

¿Qué Hacer Frente a una Serpiente Venenosa?

Cuando durante tu caminata te topas con una serpiente venenosa, lo primero que debes hacer es quedarte quieto, golpear el suelo con los pies o un palo, porque son animales sensibles a las vibraciones del suelo y por tanto tienden a alejarse. . En el momento en que esté a punto de dar un mordisco, abrirá la boca al máximo y romperá sus dientes venenosos que normalmente se doblan sobre el paladar. Por tanto no se dice que la serpiente utilice su veneno, siendo un recurso difícil de reproducir, por lo que también podría dar una mordida seca que provocaría una herida sin liberación de veneno.

Tratamientos y Remedios

Como hemos dicho, lo primero que hay que hacer es mantener la calma, tranquilizando también a la víctima. La parte que nunca debe grabarse debe desinfectarse inmediatamente. Recuerde no inyectar ningún antídoto fuera de un entorno de atención médica, ya que se vuelve inactivo después de algunas horas si se deja a temperatura ambiente y porque la víctima podría correr el riesgo de desarrollar una reacción alérgica.

No se deben administrar bebidas alcohólicas que puedan causar daño al sistema nervioso, favoreciendo la absorción del veneno.

Más bien, es necesario mantener quieta a la víctima, inmovilizando la zona afectada para evitar que el veneno se propague rápidamente, interviniendo con un vendaje que comprima pero no demasiado. El paciente debe ser trasladado al hospital lo antes posible, donde será observado durante al menos un día.

El tilo es una planta muy común en las zonas del hemisferio norte, gracias al clima templado que favorece su crecimiento. En nuestro país se puede encontrar en todo el territorio, principalmente en las calles y jardines. Durante el período de floración, que generalmente tiene lugar durante el mes de junio, esta planta da un aroma inconfundible.

Puede alcanzar alturas muy importantes, hasta 40 metros e incluso vivir cientos de años. En Italia , la miel de lima, que se obtiene del procesamiento de la planta, se produce principalmente en los Alpes y los Apeninos. Tiene un sabor, color y olor característicos de las plantas medicinales. Veamos específicamente cuáles son los beneficios de esta miel, qué tipo de contraindicaciones puede tener y cómo se usa.

Características de la Miel de Tilo

La miel de tilo tiene un color muy claro, ambarino con reflejos amarillo verdosos. Como cualquier tipo, esta variedad también tiende al proceso de cristalización natural, aunque en el caso del tilo esto ocurre muy lentamente.

Una vez que cristaliza, la miel adquiere un color blanco marfil. El sabor es particular, con un sabor fresco y dulce pero a la vez aromático que recuerda al de la menta, a pesar de tener un retrogusto intenso. Se puede encontrar en variedades más o menos puras, mezcladas con castañas o dentro de “mielada” y “ailanto” que cambian tanto el sabor como el color.

Usos de la planta

En fitoterapia , las hojas y flores de tilo se utilizan para la preparación de cataplasmas, infusiones pero también para aplicaciones tópicas. La corteza se puede tomar mediante enema para ayudar a contrarrestar la disentería.

Las propiedades de esta planta son notables y por ello se utiliza por su posible  acción sedante y calmante que se puede beneficiar preparando una buena infusión caliente. Esto parece ser capaz de ayudar a contrarrestar los dolores de estómago, los calambres, la inflamación, pero también la hinchazón debido a la retención de agua y la fiebre. Usado fresco, sin embargo, puede ser útil para enjuagar en presencia de inflamación y aftas en la boca, gracias también a su posible poder curativo. 

Las flores secas también se pueden fumigar para ayudar a combatir los síntomas del resfriado. En cosmética, la infusión se utiliza como remedio natural porque:

  • Puede ayudar a combatir la dermatitis.
  • Si se usa fría como compresa, puede ayudar a aliviar las quemaduras de los ojos, el cansancio y desinflar las bolsas.
  • Utilizado como baño de pies puede ayudar a aliviar la fatiga en los pies.

En la Cocina

La miel de tilo, además de sus propiedades que la convierten en un aliado perfecto para la salud cuando se utiliza como remedio natural, también se puede consumir en la cocina. De hecho, es uno de los principales ingredientes para la elaboración de diferentes recetas pero también para endulzar infusiones balsámicas, a temperatura ambiente.

Ideal para ser consumido también por niños, especialmente por la noche para la preparación de infusiones relajantes. También se suele utilizar para acompañar salsas agridulces, por su sabor fresco, en particular:

  • En ensaladas de frutas frescas.
  • En aceitunas marinadas.
  • En el conejo en salsa agridulce.
  • Cuscús con pistachos, miel y pasas.

Propiedades y Beneficios de la Miel de Lima

La miel de cualquier variedad siempre ha jugado un papel fundamental en la dieta. Se considera un producto único que contiene muchos compuestos que provienen de las abejas y las flores. De hecho, hay fructosa y glucosa en grandes cantidades que el cuerpo absorbe fácilmente. Esta miel, en particular, contiene enzimas digestivas y antioxidantes, minerales, vitaminas y proteínas.

Tiene un color dorado, con una consistencia similar al almíbar y cristalizado y numerosas propiedades provenientes de la planta, que parecen ser capaces de liberar posibles efectos relajantes y calmantes en nuestro organismo. En particular:

  • Puede ayudar a promover el sueño.
  • Puede ayudar a calmar la tos y los dolores de garganta: Basta con tomar una cucharadita al día para beneficiarse de su acción emoliente, mucolítica y antiinflamatoria natural y con la adición de malva también puede tener una función expectorante si la tos es grasa o es flema.
  • Puede ayudar a combatir la ansiedad y los espasmos.
  • Puede ayudar a contrarrestar los problemas del sistema nervioso.
  • Puede ayudar a proteger el hígado.
  • Puede ayudar a combatir la acción de los radicales libres.
  • Puede ser una ayuda valiosa en presencia de disentería.
  • Puede ayudar a proteger el esófago del reflujo ácido: Tomar solo una cucharadita antes de cada pasada y evitar beber agua durante al menos veinte minutos para que la miel actúe.
  • Puede realizar una acción antioxidante que ayuda a mantener la piel joven y elástica, por lo que se utiliza en cosmética para la elaboración de productos como cremas y detergentes;
  • también puede ser un remedio natural válido para ayudar a combatir la piel cansada y apagada .

Debido a sus supuestas propiedades calmantes para la tos, se puede usar disuelto en un vaso de leche tibia con una cabeza de ajo que no debe beberse. Antes de irse a dormir, puede ser útil para preparar un relajante té de hierbas, como alternativa a la manzanilla, la valeriana y el espino.

Posología e Ingesta Diaria Recomendada

Como ocurre con cualquier tipo de miel, siempre se recomienda tomarla en forma cruda, por lo que no se somete a ningún tipo de procesamiento industrial. Los procesos de pasteurización eliminan todas las propiedades beneficiosas de la miel, por ello te sugerimos comprar productos locales, acudiendo directamente a apicultores de confianza.

Aquí la miel está controlada, libre de sustancias que puedan modificar los efectos beneficiosos, evitando así dañar la salud de las personas más sensibles. Elegir siempre comprar productos de calidad es el primer paso para estar seguros de consumir siempre productos controlados y poder disfrutar plenamente de todos los beneficios que este manjar es capaz de ofrecer a nuestro organismo.

Contraindicaciones y Posibles Efectos Secundarios

La miel de tilo parece no tener efectos secundarios particulares a menos que sea alérgico a uno de los ingredientes activos o productos de la colmena. No se recomienda la ingesta durante el embarazo, la lactancia y los pacientes cardíacos, ya que pueden producirse reacciones alérgicas graves o dermatitisSi se toma en grandes cantidades puede tener un efecto laxante. 

¿Dónde Comprar Miel de Tilo? Precios

Esta calidad de miel se puede comprar en herbolarios, farmacias, tiendas de alimentos orgánicos y apicultores de confianza. Sin embargo, en lo que respecta a los productos cosméticos, puede ir a las tiendas o realizar compras en línea. La elección debe recaer en productos de calidad y preferentemente de agricultura ecológica.

Generalmente es posible comprar hojas secas, cortezas y flores para la preparación de infusiones e infusiones, pero también productos cosméticos como cremas, limpiadores de piel, extractos, gotas, complementos en cápsulas y tintura madre. El coste de estos productos para uso alimentario no supera los 25 euros el kg, mientras que para uso cosmético también pueden superar los 50 euros.

Los antioxidantes son moléculas que ayudan al organismo a protegerse de la acción negativa de los radicales libresSon diferentes agentes que son producidos en parte por nuestro organismo y el resto debe introducirse a través de los alimentos o cuando sea necesario tomando suplementos.

El conjunto de antioxidantes genera una defensa capaz de contrarrestar la acción oxidante que realizan los radicales libres, evitando así producir daño a las células y por tanto someter al organismo a patologías muy graves. Veamos qué alimentos contienen más antioxidantes, cuáles son y qué tipo de efectos beneficiosos pueden tener en nuestro organismo.

Radicales Libres

Antes de hablar de los antioxidantes y por tanto de las supuestas propiedades beneficiosas que estos parecen ser capaces de liberar a nuestro organismo, conviene aclarar por qué los radicales libres son tan peligrosos. Se trata de sustancias que nuestro organismo produce como resultado de reacciones celulares, en particular aquellas que utilizan oxígeno para generar energía.

Los más conocidos son los ROS, cuya peculiaridad es contener un solo electrón que los hace mutables. Estos se unen a otras moléculas, oxidándolas para eliminar un electrón que les permite alcanzar el equilibrio. Esta reacción de oxidación genera un proceso que, si no se bloquea rápidamente, produce daños en proteínas, ADN y células. Por tanto, se crea un estrés oxidativo.  

Por tanto, el estrés oxidativo se produce cuando se interrumpe el equilibrio entre la producción de radicales libres y su expulsión por el organismo, creando una acumulación de radicales libres extremadamente dañina. La presencia de estas moléculas puede dañar las células, acelerar el proceso de envejecimiento normal y generar patologías neurodegenerativas y cardiovasculares. Precisamente para contrarrestar esta degeneración intervienen antioxidantes para defender el organismo.

La acción de los Antioxidantes Sobre los Radicales Libres

Los antioxidantes son moléculas que parecen ser capaces de bloquear la acción dañina de los radicales libres y así proteger las células. No son más que un mecanismo de defensa distribuido a nivel extracelular e intracelular.

Cuando los radicales comienzan su reacción en cadena, los antioxidantes intervienen para contrarrestar el proceso oxidativo, reemplazando las estructuras que de otro modo se dañarían. Básicamente, los antioxidantes se oxidan en lugar de las células, con el fin de proteger nuestro organismo de todas las enfermedades que pudieran surgir como consecuencia del estrés oxidativo.

Propiedades y Efectos Beneficiosos

Casi todos nuestros órganos se benefician de la acción de los antioxidantes, considerados importantes en la prevención del cáncer, enfermedades cardiovasculares, metabólicas y neurodegenerativas. Las principales propiedades se refieren a:

  • Nivel Cardiovascular: Ya que ayudan a proteger los vasos sanguíneos y dificultan la oxidación de las placas de colesterol.
  • A nivel neurológico: Ya que ayudan a contrarrestar la aparición de enfermedades como la enfermedad de Parkinson y el Alzheimer, derivadas de la presencia de daños por estrés oxidativo.
  • A nivel de la piel: Ya que parecen poder proteger la piel del envejecimiento cutáneo.
  • A nivel de las defensas inmunitarias: Ya que parecen ser capaces de contrarrestar inflamaciones que pueden producir efectos nocivos en nuestro organismo a largo plazo.
  • A nivel respiratorio: Ya que ayudan a defender al organismo de los daños provocados por la inhalación de productos tóxicos como el smog, alérgenos o humo, por la ingestión de moléculas cancerígenas y por los efectos secundarios de algunas terapias farmacológicas.

Tipo de Antioxidantes

Los ROS son generados por nuestro cuerpo directamente a partir de algunas células y también gracias a otras moléculas que se absorben a través de los alimentos. En el primer caso toman el nombre de endógenos, en el segundo de exógenos. 

Antioxidantes Endógenos

Son moléculas que nuestro cuerpo produce a nivel celular, para ayudar a contrarrestar la producción de moléculas dañinas. Las principales son :  glutatión, superóxido dismutasa, catalasa, proteínas SH, bilirrubina
, ubiquinona o coenzima Q-10 y melatonina.

Estas moléculas actúan sobre la sangre, ya que transporta oxígeno y por tanto produce radicales libres pero también:

  • Dentro de las células: En los peroxisomas, células pequeñas capaces de destruir las partes de la célula que dejan de funcionar;
  • En las mitocondrias: Centros propulsores de energía celular y, por tanto, sujetos a sufrir daños debido a la liberación de ROS.

Antioxidantes Exógenos

Son moléculas que ayudan a evitar la formación de ROS. Estos antioxidantes naturales pueden ser vitaminas y hay muchos. En particular:

  • Vitamina AE.
  • Vitamina C: Entre las más poderosas de la naturaleza, cuya función incide en diversos procesos celulares y ayuda a contrarrestar la acción de toxinas y contaminantes.
  • Selenio: Pertenece a la familia de minerales que ayuda a fortalecer las defensas inmunológicas, contrarrestar los radicales libres y estimular la producción de hormonas tiroideas.
  • Carotenoides: Los betacarotenos pertenecen a esta familia , cuyas propiedades ayudan a mantener la vista sana.
  • Polifenoles: Se dividen en flavonoides y ácidos fenólicos. Los primeros son un gran grupo de sustancias clasificadas en seis subcategorías, útiles para ayudar a proteger los capilares, para llevar a cabo una acción anti-envejecimiento y para evitar la aparición de enfermedades cardiovasculares.
  • ácido lipoico: un antioxidante poco conocido que contiene azufre, pero que juega un papel muy importante ya que apoya el glutatión y la vitamina C.
  • coenzima Q10: que se introduce en nuestro organismo a través del consumo de alimentos como carne, pescado, cereales, aceites vegetales, germen de trigosoja y alimentos vegetales.

Mecanismo de Acción de los Antioxidantes

Los antioxidantes también se pueden clasificar en función de la acción que realizan. Los principales son tres: preventivo, carroñero y refugio. Cada uno de estos grupos parece ser capaz de actuar sobre los radicales libres con el objetivo de bloquear el proceso de envejecimiento prematuro y la aparición de enfermedades.

Antioxidantes Preventivos

Se trata de agentes que bloquean la formación de radicales libres, impidiendo que se active el mecanismo del proceso oxidativo. Esta acción se realiza a través de tres mecanismos:

  • El “enfriamiento”: Que corresponde al apagado del ROS;
  • La inactivación de las moléculas cargadas negativamente, los peróxidos, que alteran la estructura de las moléculas.
  • La quelación de metales como el hierro y el cobre, con el fin de bloquearlos y evitar que realicen acciones a favor de los radicales libres.

Limpiador de Antioxidantes

También llamados “carroñeros”, son agentes que tienen como finalidad bloquear las reacciones de inicio de la cadena de radicales para ayudar a contrarrestar la propagación. Estos agentes reducen la concentración de radicales eliminándolos al interactuar directamente con ellos y así inactivándolos. Los antioxidantes de “rotura de cadena”, o “rompecadena”, pueden bloquear la propagación de reacciones en cadena.

Refugio de Antioxidantes

Son enzimas que se activan en cuanto se produce el daño de los radicales, insertando un nuevo segmento de molécula en sustitución del oxidado. Entre estas enzimas hay algunas que son realmente esenciales para la reparación de daños que afectan a moléculas o estructuras celulares como membranas y ADN.

Antioxidantes y Ejercicio

Junto a la principal acción defensiva que llevan a cabo los antioxidantes, también se puede observar cómo estas sustancias son útiles para quienes practican deporte:

  • Como disciplinas físicas, que requieren resistencia a esfuerzos prolongados, por lo tanto actividades como ciclismo, maratones, aeróbic.
  • Deportistas profesionales que entrenan con frecuencia, varias veces durante el día.
  • En el tiempo libre, donde puede ocurrir un estado inflamatorio general debido a períodos de estrés.

Los entrenamientos frecuentes y muy intensos generan un estrés que conduce a una mayor producción de radicales libres, los cuales en exceso pueden provocar alteraciones de la musculatura con la consecuente fatiga y debilidad. Cuanto mayor sea la duración e intensidad del ejercicio realizado, mayor será el número de radicales producidos por el organismo. Por el contrario, si te preparas físicamente de forma adecuada, la producción de radicales disminuye.

Quienes practican deporte deben consumir muchos alimentos ricos en polifenoles, por tanto frutas y verduras como:

  • Pueden mejorar los tiempos de recuperación y la capacidad.
  • Pueden ayudar a reducir el estrés oxidativo de proteínas y músculos.
  • Pueden ayudar a contrarrestar cualquier lesión de músculos y tendones.
  • Pueden ayudar a reducir la fatiga muscular.

Es fundamental a la hora de practicar deporte a cualquier nivel, consumir una dieta sana y equilibrada que, por tanto, pueda garantizar el aporte adecuado de nutrientes para reponer la energía perdida, y prevenir lesiones o lesiones musculares.

Alimentos que Contienen Antioxidantes

Como hemos dicho, la nutrición es fundamental para garantizar el bienestar general del organismo. El consumo diario de frutas y verduras puede ser un apoyo válido para mantener nuestro cuerpo sano. Los expertos, de hecho, aconsejan consumir 5 porciones al día y variar el tipo. Además, recuerda que para tratar de mantener inalteradas las propiedades de los antioxidantes, es fundamental preferir cocinar a bajas temperaturas.

Cómo Tomar Antioxidantes

Llevar una vida estresada puede llevar a comidas rápidas y poco saludables. Esto significa que la producción de radicales libres en el interior del organismo aumenta y para contrarrestar su incremento exponencial se hace necesario introducir antioxidantes que ayuden a los producidos de forma fisiológica por nuestro organismo.

A esto se suma el consumo de alimentos pobres desde el punto de vista nutricional, los llamados “alimentos chatarra”, a la vez ricos en calorías. La combinación de estos malos hábitos está llevando al hombre a una condición de desnutrición, que también incluye la baja ingesta de antioxidantes exógenos.

La primera solución a intervenir sería corregir la dieta, luego implementar un régimen más equilibrado capaz de controlar el estrés oxidativo. En algunas épocas del año en las que existe una mayor concentración de estrés, o en el caso de dietas adelgazantes no equilibradas o veganas, es posible recurrir a la introducción de antioxidantes a través de suplementos. Esta solución también puede ser un apoyo válido para quienes practican deporte de forma intensiva, personas que están acostumbradas a viajar mucho, que llevan mucho tiempo haciendo dietas hipocalóricas o que siguen dietas veganas.

Suplementos Antioxidantes: Posibles Contraindicaciones

Como todas las sustancias, incluso los antioxidantes introducidos a través de los suplementos, si en dosis excesivas pueden provocar reacciones contrarias a las deseadas, como en el caso de la vitamina E que si se acumula en los tejidos puede volverse tóxica, la vitamina C, si en exceso puede favorecer la proceso de oxidación.

Aquí es importante tomar suplementos en dos ciclos de máximo 15-20 días, durante el cambio de estación. Es mejor elegir alimentos con efectos beneficiosos para el organismo, que prolongar el consumo de suplementos. Evidentemente, cualquier administración de antioxidantes debe ser evaluada por un experto. Una dosis excesiva puede tener consecuencias muy graves, como en el caso de la vitamina K, que puede interferir con la ingesta de fármacos anticoagulantes.

Suplementos Antioxidantes Naturales: ¿Dónde Comprarlos?

Los suplementos antioxidantes se pueden adquirir en fitoterapia, farmacia y parafarmacia. En concreto, también puedes encontrar complementos naturales a base de té verde, rosa mosqueta o karkadè con los que preparar infusiones. El costo de estos productos varía según el tipo. 

Para comprender qué son los cálculos biliares, primero debemos comprender qué es la vesícula biliar. Esto también se conoce como la “vesícula biliar” y es un órgano con forma de pera ubicado debajo del hígado.

La vesícula biliar, que pertenece al sistema biliar, está conectada al hígado a través de los “conductos”, los tubos especiales. Cuando este pequeño órgano no funciona bien, la bilis contenida en la bolsa se solidifica y no fluye bien hacia los conductos, lo que provoca inflamación de la vesícula biliar e incluso del hígado. Veamos qué es, cuáles son los principales síntomas y causas, qué tipo de dieta se recomienda en caso de cálculos biliares y qué remedios naturales se pueden adoptar.

¿Qué son los Cálculos Biliares?

Los cálculos biliares son de masas de consistencia comparable a las de los pequeños guijarros, cuyo tamaño puede variar desde unos pocos milímetros hasta unos pocos centímetros. Están ubicados dentro de la vesícula biliar, un pequeño órgano ubicado debajo del hígado, en el lado derecho del abdomen que contiene bilis. Es una sustancia útil para promover la digestión de colesterol, grasas, sales biliares y bilirrubina (o lípidos).

Si algunos de estos componentes están en exceso, pueden solidificarse en un proceso llamado cristalización, provocando la formación de cálculos, que a menudo consisten en colesterol. Por lo tanto, los cálculos biliares son una enfermedad muy común que afecta principalmente a mujeres adultas. Patologías como la diabetes, el sobrepeso, el estreñimiento o el consumo de alimentos demasiado grasos y bajos en fibra, las dietas hipocalóricas son algunos de los factores determinantes para la formación de cálculos.

Sintomatología

Aquellos que sufren de cálculos biliares a menudo están asintomáticos durante años. En algunos casos, sin embargo, los cálculos pueden causar síntomas e incluso complicaciones graves.

Cuando se dificulta el paso de la bilis, la vesícula, los conductos y el hígado pueden inflamarse dando lugar a una sintomatología dolorosa denominada “cólico biliar”, que con el tiempo puede generar graves complicaciones. Los síntomas más comunes son:

  • Dolor agudo y repentino: En el lado derecho del abdomen y cerca del esternón en forma de punzadas que pueden durar horas.
  • Náuseas y vómitos.
  • episodios de diarrea con heces claras y blandas.
  • Fiebre, escalofríos.
  • Dolor de espalda.
  • Ictericia o piel y ojos amarillos.
  • Indigestión con hinchazón del abdomen: El dolor generalmente ocurre cuando el estómago se llena y luego después de las comidas.
  • Falta de apetito: Debido a la presión de la vesícula biliar sobre el estómago.
  • Cambios en el color de la orina: se vuelve amarilla o marrón.
  • Somnolencia: Provocada por una digestión lenta y deficiente.

Causas Principales

Entre las causas que provocan la formación de cálculos biliares se encuentran factores genéticos como son hereditarios, peso, edad y diabetesLa población femenina es la más afectada por esta patología, especialmente después de tomar anticonceptivos o quedar embarazada. Entre otras causas relacionadas con la inflamación de la vesícula biliar tenemos:

  • El sobrepeso: Debido al aumento del colesterol y al consumo de una dieta alta en grasas y baja en fibra.
  • Pérdida excesiva de peso: Como resultado de ayunos prolongados, que aumentan el colesterol en la bilis y esto implica un vaciado parcial de la vesícula bilia.
  • Edad avanzada: Porque un órgano envejecido produce más colesterol en la bilis.
  • Diabetes: debido a triglicéridos altos.

En ocasiones, las piedras también pueden provocar la formación de pólipos, un fenómeno muy común y generalmente de naturaleza benigna. Estos a menudo no causan síntomas y pueden diagnosticarse mediante una ecografía.

Diagnóstico

En el caso de los cálculos biliares es aconsejable contactar con el médico, quien primero deberá analizar los síntomas denunciados por el paciente para asegurarse de que se trata de cálculos. La ecografía abdominal es la primera prueba que le permite hacer el diagnóstico.

El tratamiento es necesario si se trata de síntomas crónicos o si hay complicaciones. El médico, por tanto, prescribirá fármacos específicos para disolver los cálculos y en los casos más graves puede ser necesario intervenir con cirugía.

Pautas de Alimentación

Una dieta adecuada puede ayudar a prevenir la formación de cálculos biliares y, si el paciente experimenta síntomas, también puede ser un apoyo para el medicamento que su médico le recetó y una gran ayuda para reducir los cólicos. En particular, se recomienda:

  • Comer comidas pequeñas durante el día para ayudar a mejorar la función de la vesícula biliar y reducir la acumulación de colesterol en la bilis.
  • Mantener una buena hidratación diaria.
  • Favorecer la cocción: Al vapor, a la plancha, a la plancha, a la plancha, al horno o al horno en papel de aluminio.
  • Evite consumir dietas desequilibradas muy altas en grasas.
  • Reducir el consumo de: Azúcares simples, caramelos, helados, galletas y todo tipo de dulces industriales.
  • Consumir alimentos que ayuden a regular el tránsito gástrico e intestinal.
  • Consumir fibra que se encuentra en frutas y verduras.
  • Consumir alimentos ricos en calcio.
  • Consumir hierbas medicinales como: Alcachofa, cardo, achicoria, romero, diente de león, helenio, hinojo, berenjena, borraja, aloe, uva, limón, cerezas, fresas, cebolla, hierbabuena, ruibarbo, boldo, absenta y avena que ayudan a mejorar y favorecer el vaciado de la vesícula biliar.
  • Evite los alimentos de origen animal como los productos lácteos y los huevos.
  • Consumir alimentos integrales como pan, arroz y pasta.
  • Consumir jugos de frutas y verduras ricos en fibra como: Zanahoria, apio, tomate, rábano y perejil.
  • Consumir infusiones de menta e infusiones de hierbas.

No es necesario eliminar de forma permanente el consumo de grasas de la dieta, ya que estas, si se consumen de forma moderada, pueden ayudar a vaciar la vesícula biliar. Las grasas ingeridas deben sustituirse por las buenas: aceite de oliva virgen extra y las llenas de omega 3.

Tratos

Muchos se preguntan si los cálculos biliares deben operarse necesariamente, pero en realidad cada caso debe evaluarse individualmente. Los cálculos diagnosticados por ecografía y TC suelen ser asintomáticos porque no provocan alteraciones y por tanto no requieren cirugía.

Por lo general, se recomienda la extirpación de la vesícula biliar cuando los síntomas son frecuentes y dolorosos. La operación es frecuente en adultos, ya que la extirpación no parece tener consecuencias ya que no es un órgano vital.

Sin la vesícula biliar, el hígado solo producirá bilis en cantidades suficientes para que el cuerpo la elimine y digiera a través de una dieta normal. Al hacer esto, la bilis irá directamente al intestino delgado y no se almacenará en ningún lugar. La única consecuencia en la extirpación de la vesícula biliar puede ser la consistencia de las heces, que se vuelven más blandas y aumentan de volumen.

Remedios Naturales

La terapia con medicamentos tradicional a menudo también se puede asociar con remedios naturales, donde los síntomas no son graves.  En particular:

  • Piscidia: Que se puede administrar en forma de extracto seco y que ayuda a reducir los espasmos.
  • Boldo: Administrado en forma de extracto fluido.
  • La alcachofa: Por sus propiedades que ayudan a promover la producción de sales biliares en el hígado.
  • Diente de león: Que es colerético, diurético y se toma en dosis elevadas también puede tener un posible efecto laxante.

El tejido adiposo está formado por células que se denominan “células grasas” que son capaces de acumular grasa en forma de triglicéridos y liberarla en forma de ácidos grasos y glicerol. Por tanto, los adipocitos funcionan como recipientes capaces de contener grasas (lípidos). Dado que la grasa se usa para obtener energía, el tejido adiposo es una reserva de energía que se usa en su mayor parte para los procesos respiratorios y la actividad cardíaca, mientras que el resto para actividades opcionales.

Podemos distinguir el tejido adiposo en blanco que tiene la función de producir energía utilizada para las principales actividades del organismo y el marrón, que sirve para producir energía dispersable en forma de calor. La grasa parda presente desde el nacimiento es reemplazada por grasa blanca a medida que envejecemos. Otra distinción importante es la que existe entre tejido adiposo y masa grasa. El tejido adiposo está compuesto por agua y proteínas, mientras que la masa grasa es solo grasa que puede derivar en enfermedades más o menos graves como es el caso de la obesidad.

Si la masa grasa está localizada, toma el nombre de “lipomatosis” responsable de las alteraciones metabólicas y endocrinas. De lo contrario, una fuerte disminución de la masa grasa toma el nombre de “lipodistrofia”, responsable de patologías endocrinas, metabólicas y psiquiátricas, como en el caso de la anorexia nerviosa.

Tipos de Alteraciones del Tejido Adiposo

Celulitis

El término celulitis se refiere a una alteración de la capa de grasa que se encuentra debajo de la piel, denominada en medicina “panículo adiposo”. Debajo de la piel hay una capa de células grasas que representan una reserva de energía para nuestro organismo. Las células grasas pueden participar en dos procesos:

  • Liposis: Fase en la que el cuerpo utiliza la grasa con fines energéticos o térmicos.
  • Liposíntesis: La fase en la que se acumula grasa, incluso debajo de la piel, se debe a una ingesta excesiva de calorías por una dieta incorrecta o porque se practica poca actividad física.

La piel de una persona que sufre de celulitis tiene la definición clásica de “piel de naranja”. Esta característica es causada por un aumento en el volumen de las células grasas, una acumulación de grasa en los muslos, glúteos y caderas. A medida que las células se hinchan y se acumulan, tienen dificultades para suministrar alimento desde el sistema sanguíneo y luego drenar la parte a través del sistema linfático.

Quienes padecen celulitis pueden experimentar hinchazón en la zona afectada en forma de “nudos fibróticos” en las zonas de glúteos y caderas, y dolor provocado por la compresión ejercida sobre los nervios de las células grasas alteradas, o aumentado de volumen. Las causas más comunes de celulitis son:

  • Genética: Especialmente en las zonas mediterráneas, las mujeres tienen una mayor cantidad de estrógenos que pueden favorecer la acumulación de peso, la retención de agua y problemas con el sistema linfático.
  • Alimentación: En el caso de dietas inadecuadas o desequilibradas, con consumo excesivo de alimentos ricos en sal o grasas.
  • Farmacológico: Típico de quienes toman píldoras anticonceptivas.
  • Estilo de vida sedentario: La falta de movimiento físico conduce a una acumulación de líquidos y grasas, con una reducción de la circulación linfática y venosa.
  • Estrés que altera las hormonas.
  • Embarazo y menopausia.

Lipodistrofia

Este término hace referencia a un grupo de enfermedades que se caracterizan por la pérdida o falta de tejido adiposo subcutáneo y la acumulación de grasa, por ejemplo en músculos u órganos como el hígado. El estado de delgadez acompañado de sensación de hambre y rasgos típicos como rostro alargado, músculos prominentes, venas protuberantes, son síntomas de la presencia de esta patología. El diagnóstico a menudo, siendo aún una enfermedad poco conocida, tiende a llegar tarde.

Esta patología puede ser causada por una deficiencia en los mecanismos que se ocupan de la creación de adipocitos. También se puede considerar la manifestación del VIH, o debido a la resistencia a la insulina u otros problemas relacionados con el metabolismo. La lipodistrofia puede provocar trastornos hepáticos, diabetes y problemas cardíacos. Por estos motivos es fundamental llegar a un diagnóstico oportuno y por tanto a un posterior tratamiento farmacológico adecuado.

Lipomatosis

El lipoma es un nódulo formado por tejido adiposo que puede surgir a nivel debajo de la piel así como en otras zonas del cuerpo, y en ocasiones puede ser necesario extirparlo. Por lo general , no supera los 5 cm de diámetro, es suave al tacto y se mueve fácilmente con una ligera presión con los dedos. La mayoría de las veces no causa ninguna molestia, pero puede causar dolor si comprime los nervios cercanos.

Cuando hay crecimiento en los tejidos de estos nódulos, se llama “lipomatosis”. Aún se desconocen las causas, pero se cree que puede deberse a desequilibrios hormonales y neurológicos. El estilo de vida influye mucho en el estado de salud de nuestro organismo, y además de realizar controles médicos periódicos, un correcto diagnóstico puede ser determinante. También es recomendable:

  • Evita fumar.
  • Consumir muchas frutas y verduras.
  • Limitar el consumo de grasas de origen animal.
  • Limitar el consumo de alcohol.
  • Mantener el peso corporal bajo control.
  • No se exponga a la luz solar ni a las lámparas de bronceado.

Obesidad

Es una enfermedad que se presenta cuando las calorías ingeridas por el cuerpo son mayores a las quemadas, a través de las actividades que se realizan a diario, generando así un importante aumento de peso. Un pequeño porcentaje de casos tienen un origen genético o están ligados a alteraciones metabólicas, tiroideas u hormonales. La obesidad se ve favorecida por el abuso de alimentos, dietas inadecuadas, con una ingesta excesiva de azúcares, fibras, ingesta de medicamentos y mala actividad física. Además de provocar un cambio visible en la apariencia física, esta patología provoca diversos trastornos según la gravedad, como:

  • Acné.
  • Sibilancias y dificultad para moverse.
  • Cambios en el ciclo menstrual.
  • Crisis de apnea del sueño.
  • Aterosclerosis temprana.

Las complicaciones de la obesidad son muchas, entre ellas: hipertensióndiabetes, enfermedades cardiovasculares, amenorrea en la mujer, síndromes de ansiedad, trastornos del sueño y cambios hormonales.

Factores que Influyen en las Alteraciones del Tejido Adiposo

Los factores que pueden provocar alteraciones del tejido adiposo varían de persona a persona. En particular, se pueden conectar: 

  • Factores genéticos: Que pueden determinar el número de células adiposas, provocar alteraciones en la conducta alimentaria y el consumo de energía.
  • Nutrición: En general, una dieta a base de carbohidratos y fibras, dietas con un elevado aporte de grasas que, al estimular menos la sensación de saciedad y hacer los alimentos más sabrosos, conducen a un aumento de la ingesta alimentaria.
  • Estilo de vida sedentario: Un estilo de vida sedentario es otro factor importante que promueve la obesidad y el sobrepeso, por ejemplo . La práctica de actividad física no solo ayuda a quemar el exceso de calorías sino que también ayuda a regular la ingesta de alimentos.
  • Disfunciones hormonales: Varios factores endocrinos pueden causar obesidad.
  • Medicamentos: El aumento de peso puede ser causado por hormonas esteroides y los cuatro tipos de drogas psicoactivas.

Pautas de Alimentación

Para intentar intervenir mejorando el estilo de vida y por tanto también la dieta en sujetos que padecen estas alteraciones del tejido adiposo, aquí te indicamos algunos consejos para poder seguir en la mesa:

  • Consumir alimentos ricos en fibra y bajos en grasas, especialmente frutas y verduras.
  • Sustituir las grasas de origen animal por las de origen vegetal.
  • Realizar actividad física al aire libre durante al menos media hora al día.

Para intentar combatir la obesidad, pueden resultar útiles las estrategias de prevención y control de la dieta. El médico tendrá la tarea de mantener bajo control tanto los factores biológicos como psicológicos, comprobar cuánta energía consume el sujeto e indicar no solo la dieta correcta a seguir, la actividad física a realizar a lo largo del día sino también, en su caso, el tratamiento. farmacológico más adecuado.

Tratos

En el caso de la lipomatosis es necesario intervenir quirúrgicamente si el bulto se coloca en una posición molesta como para causar dolor o aumentar de volumen. Los procedimientos para la extracción también incluyen liposucción e inyecciones de esteroides. En el caso de la obesidad, puedes cambiar tu dieta con la ayuda de un nutricionista, corregir la calidad de tu estilo de vida mejorándolo si es necesario, practicar más actividad física y mantener bajo control la cantidad de calorías consumidas.

En quienes padecen obesidad severa o con complicaciones de riesgo para la salud, la cirugía también se puede realizar con vendaje vertical y bypass gástrico, que reducen el volumen gástrico ayudando así a perder los kilos de más. Las terapias con medicamentos deben ser recetadas por un médico y tomadas bajo instrucciones precisas con las debidas condiciones psicológicas, conductuales y educativas. La cirugía está reservada solo para aquellos que no pueden obtener resultados después de tratamientos con medicamentos o en situaciones graves.

Remedios Naturales

Además de mejorar tu estilo de vida, es recomendable contactar con expertos cualificados para estudiar tu caso específico. El riesgo de realizar tratamientos de bricolaje, por tanto, sin ningún apoyo sanitario y formación adecuada, puede no identificar la causa real del problema, con el riesgo de provocar daños físicos pero también psicológicos. Entre los remedios naturales más comunes para combatir las alteraciones del tejido adiposo, en particular la celulitis, puedes utilizar:

  • Del rodillo de automasaje: Ayuda a masajear las zonas afectadas. Esta herramienta ayuda a intervenir en las células grasas, pero debe ser apoyada por sesiones de drenaje linfático, de lo contrario podría ser más doloroso que efectivo.
  • Del vacío: Que es el vacío mediante ventosas de silicona, plástico o vidrio con equipo eléctrico. En este caso la acción será más superficial y menos invasiva, ya que ayudará a llevar la sangre a las zonas afectadas y a movilizar los tejidos. Nuevamente, puede ser doloroso y dejar moretones en el área si se hace incorrectamente.

A estos remedios también puedes agregar:

  • Ejercicio físico: Practicado con regularidad, evitando ambientes demasiado calurosos y deportes que puedan provocar hematomas, un riesgo muy alto en quienes padecen celulitis.
  • Dieta sana y equilibrada: Siempre con el apoyo de un experto cualificado. Evite el consumo de alimentos ricos en sal como embutidos, quesos y embutidos, más bien consuma verduras y frutas que no sean demasiado dulces.
  • Beber infusiones y decocciones para eliminar el exceso de líquidos y estimular la diuresis.
  • Evite fumar y el  alcohol.
  • Limitar las fuentes de estrés.
  • Practica sesiones de drenaje linfático realizadas por profesionales, una técnica de masaje ideal para ayudar a combatir la celulitis y relajar.

El vino es una bebida a base de alcohol y agua, que se obtiene de uvas ricas en polifenoles que si no se beben en exceso, pueden ser una valiosa ayuda para contrarrestar alteraciones cardiovasculares, problemas de colesteroldiabetes y metabolismo.

Varios médicos recomiendan beber un vaso de vino tinto al día, ya que consumido con moderación puede aportar diversos beneficios tanto al cuerpo como a la mente. Veamos cuáles son las propiedades de los antioxidantes a los antiinflamatorios naturales, qué efectos beneficiosos puede tener en el cuerpo y qué posibles efectos secundarios podría causar si se toma en grandes cantidades.

Vino Tinto: ¿Qué Contiene?

El vino es una mezcla líquida que consta de alcohol etílico y agua. Sin embargo, contiene muchas otras sustancias que cambian según el fabricante:

  • Compuestos aromáticos capaces de dar el sabor y aroma típicos del vino tinto.
  • Sustancias que pueden tener efectos nocivos para la salud como el ácido metílico y el dióxido de azufre.
  • Antioxidantes, ácido tartárico, glicerol, láctico, málico, ácido cítrico y compuestos nitrogenados.
  • Sales minerales presentes en uvas y azúcares que no han completado la fermentación.
  • Dióxido de carbono, los sulfitos, y los taninos que puede causar la saciedad y la hinchazón, bloquear la absorción de hierro, el zinc y algunas vitaminas.

Muchos productores de vino tinto agregan la sacarosa de reacción rápida al vino tinto, solo para desaparecer una vez que se hace el vino.

Propiedades y Efectos Beneficiosos

Beber una copa de vino durante las comidas siempre ha sido recomendado por médicos y expertos porque parece que puede aportar importantes beneficios a la salud de nuestro cerebro. Consumido de forma constante y moderada, puede ser un soporte válido para ayudar a combatir las enfermedades degenerativas y la demencia. De hecho, el vino tinto también ayuda a contrarrestar la inflamación, la arteriosclerosis y la coagulación. En particular:

  • Puede ayudar a contrarrestar la fatiga.
  • Puede ayudar a aumentar las endorfinas.
  • Puede ayudar a reducir el colesterol ya que es rico en polifenoles.
  • Puede ayudar al sistema cardiovascular gracias al alto contenido de vitamina E que ayuda a limpiar la sangre y a proteger los vasos sanguíneos del riesgo de formación de coágulos.
  • Puede ayudar a combatir la oxidación de las células y detener el crecimiento de aquellas que pueden causar cáncer.
  • Puede ayudar a la memoria, propia de la vejez gracias al “resveratrol” que contiene la piel de la uva.
  • Puede ayudar a combatir la inflamación en nuestro cuerpo.
  • Puede ayudar a combatir el envejecimiento celular.
  • Puede ayudar a combatir la depresión.

Vino Tinto: Piel y Cabello

En adición a las propiedades beneficiosas que hemos visto, el vino tinto puede ser una ayuda válida para nuestra piel como:

  • Puede ayudar a proteger de los rayos del sol: Una copa de vino contiene altos niveles de sustancias antioxidantes, esto significa que puede proteger nuestro cuerpo del envejecimiento celular prematuro y que ayuda a reparar la piel de los efectos de los rayos solares después de una exposición prolongada;
  • Puede ayudar a que la piel luzca radiante: Puedes preparar mascarillas con huevo, miel y vino tinto para untar en el rostro y dejar reposar unos veinte minutos, antes de aclarar con agua tibia.
  • Puede ayudar a renovar la piel: Se pueden preparar exfoliantes añadiendo azúcar, miel y vino tinto. Aplicando y masajeando la mezcla sobre la piel, una vez aclarada es posible obtener beneficios desde las primeras aplicaciones. El tratamiento natural te ayudará a eliminar las células muertas y aumentar la circulación sanguínea, contribuyendo a la renovación de la piel.
  • Puede ayudar a retrasar los efectos del envejecimiento: Las arrugas son consecuencia del paso de los años, ya que la piel del rostro tiende a perder su tono. Basta calentar una copa de vino tinto al que se le añade yogur, té verde y miel para obtener una mezcla espesa para aplicar en rostro y cuello. Este remedio natural puede repetirse regularmente, para obtener un buen efecto tónico.
  • Puede ayudar a combatir el acné: Salvo en los casos en que se trate de una patología que requiera la intervención de un experto, el vino tinto puede considerarse un buen aliado para ayudar a combatir los granitos e imperfecciones por exceso sebo. Tiene posibles propiedades desinfectantes y antisépticas que se pueden aprovechar limpiando el rostro diariamente con un hisopo de algodón.

Beber vino con regularidad pero con moderación también puede ayudar a tu cabello, haciéndolo más fuerte y saludable. Los efectos beneficiosos sobre el cuero cabelludo ayudan a combatir la caspa manteniendo el cabello grueso, brillante y fuerte. También podemos utilizar vino para aclarar el cabello después del champú y utilizarlo como sustituto del acondicionador.

Vino Tinto: Graduación Alcohólica y Cantidad Diaria Recomendada

Al leer la etiqueta de las botellas se puede saber cuánto alcohol contiene una copa de vino. En Italia, por ley, hablamos de “grado alcohólico volumétrico”, o el valor que define la graduación alcohólica, el porcentaje exacto que contiene el vino tinto. Debido a la diferencia en el contenido de alcohol de los diferentes tipos de vino tinto, es difícil establecer cuánto vino se puede consumir por día. Para establecer la cantidad, es necesario considerar:

  • Ingesta de calorías.
  • La edad.
  • Metabolismo.
  • El estilo de vida que lleva.

Si hablamos de graduación alcohólica y no de graduación alcohólica, la cantidad de vino tinto a consumir al día debe ser igual a 125 ml, considerando una graduación alcohólica de 12 °. Las indicaciones que puedes encontrar en internet, por ejemplo, son muy genéricas y no deben entenderse como una fuente absoluta a tener en cuenta. Pero hable con un médico al respecto.

Contraindicaciones y Posibles Efectos Secundarios

El vino tinto parece no tener contraindicaciones particulares salvo en algunos casos puntuales, en los que no se debe beber para no tener consecuencias graves. En algunas personas puede tener un efecto diarreico ya que contiene “histamina” que provoca un aumento de la peristalsis intestinal.

Se recomienda no tomar vino tinto:

  • Durante el embarazo: Ya que el alcohol es peligroso incluso si se toma en dosis moderadas, ya que puede causar malformaciones en el feto.
  • En caso de enfermedades del hígado: Porque puede dañar las células del hígado.
  • En caso de sobrepeso: Por su graduación alcohólica, que aporta 9 kcal el gramo.

¿Dónde Comprar Vino Tinto? Precio

El vino tinto puede estar no solo en tiendas especializadas en la venta de estos productos en supermercados, vinos, directamente del fabricante o en sitios en línea. El precio varía según la calidad del vino y el año de producción, el tipo de agricultura y si se obtiene de la elaboración de uvas ecológicas. Para vinos de calidad , se pueden alcanzar cifras de cientos de euros.