Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

El vértigo es una sensación que se siente cuando uno se siente desorientado y percibe inestabilidad en el espacio circundante. Esta no es una patología real, sino un síntoma de una enfermedad que involucra el equilibrio de nuestro cuerpo.

Ocurren repentinamente y pueden durar unos segundos pero también mucho más tiempo, comprometiendo el desempeño de las acciones diarias. Veamos en detalle qué es, cuáles son los principales síntomas y causas, cómo se diagnostican y qué tipo de tratamientos y remedios naturales se pueden adoptar.

Características del vértigo.

La palabra vértigo indica una sensación de inestabilidad del cuerpo o del espacio circundante debido a una interpretación incorrecta de la información proveniente de los receptores periféricos. En pocas palabras, cualquier percepción de movimiento se siente cuando en realidad no hay ningún tipo de movimiento. Esta sensación puede volverse lo suficientemente grave como para dificultar el equilibrio y, a veces, incluso realizar acciones habituales.

Los mareos pueden ocurrir repentinamente y durar unos segundos, así como también por largos períodos. En caso de mareos intensos, los síntomas también pueden manifestarse durante días y complicar la vida de quienes lo padecen.

La percepción de estos movimientos inexistentes deriva de una interpretación del cerebro de la información proveniente de los órganos sensoriales, a saber: los ojos, el oído interno y los receptores de posición y movimiento que se encuentran en los músculos, las articulaciones y los tendones.

Cuando la información que entra en conflicto entre sí llega a los centros nerviosos de equilibrio, se genera un conflicto neurosensorial al que nuestro cuerpo responde con vértigo. A la luz de esto, podemos decir que este síntoma ocurre para que la persona comprenda que se enfrenta a una situación desfavorable.

Tipos de vértigo

Los mareos se pueden clasificar según sus características :

  • Objetivo: cuando la persona ve girar el espacio circundante. Generalmente son causadas por enfermedades del laberinto y por esta razón se llaman “vértigo periférico”;
  • Subjetiva: cuando el paciente se siente rotado pero el espacio circundante es estacionario. Estos son causados ​​por enfermedades del sistema nervioso central y, por lo tanto, se denominan “mareos centrales”.

Estos tipos de mareos pueden estar asociados con síntomas como:

  • Náuseas , vómitos y taquicardia;
  • Pérdida de la audición;
  • Percepción de zumbidos y silbidos que no existen en el ambiente;
  • Temblores y disminución de la fuerza;
  • Alteración en la ejecución de movimientos y pérdida de coordinación;
  • Dolor de cabeza.

Causas principales

El equilibrio de nuestro cuerpo depende del trabajo realizado por el oído, los ojos, los músculos del cuello y el cerebro. Cuando uno de estos sistemas tiene un trastorno, surgen problemas que se convierten en una falta de control del equilibrio y, por lo tanto, causan mareos que pueden ser agudos o crónicos, lo que también se asocia con sordera.

Para comprender las causas que desencadenaron este trastorno, debe ir al final y comprender si hay enfermedades en la base :

  • Con un aumento en el líquido dentro del oído, ubicado en el área llamada “laberinto”;
  • Con la formación de pequeñas piedras en el “laberinto”;
  • Con reducción repentina de un “nervio vestibular”.

A estas enfermedades también se pueden agregar causas que se refieren a un momento particular de la vida que está atravesando, lo que puede generar tensión muscular, trastornos cardiocirculatorios y migrañas. Podemos hablar de “vértigo cervical” cuando los síntomas están relacionados con las lesiones cervicales.

Sintomatología

Como hemos dicho , el vértigo se manifiesta en forma de inestabilidad por parte del sujeto que acusa su síntoma. El movimiento de la cabeza o el cuerpo puede acentuar el síntoma, pasando de una situación alterna ocasional a períodos de bienestar, a sensaciones más frecuentes. Los mareos también pueden estar asociados con náuseas, vómitos, sensación repentina de debilidad y pérdida de conciencia.

Sin embargo, cuando hablamos de “vértigo central” que se deriva de una incapacidad del cerebro para coordinar el equilibrio, la sensación de inestabilidad se asocia con insuficiencia circulatoria, fenómenos metabólicos, estrés emocional, intoxicación con drogas o drogas, trauma. Los mareos vinculados a los músculos del cuello, derivan de espasmos musculares que causan descargas nerviosas que causan vértigo. El espasmo está relacionado con trauma, artrosis o compresión del nervio cervical.

Diagnóstico de mareos

El mareo es un síntoma, no una patología, y para obtener un diagnóstico determinado es necesario emprender un camino que consta de dos fases:

  • Primera fase: en la que el paciente debe someterse a una visita y pruebas para identificar la causa que desencadenó el síntoma;
  • Segunda fase: en la que el paciente deberá someterse a un examen neurológico, oftalmológico e interno.

El diagnóstico generalmente se realiza después de un examen en el que se analiza el equilibrio y la función auditiva para comprender si el origen es metabólico, cardíaco o neurológico.

Pautas de nutrición

Si se diagnostica una laberintitis con mareos, el médico puede recomendar una dieta baja en sodio para seguir. El consejo que podemos darle sobre nutrición es:

  • El consumo de fruta para el desayuno, en lugar de galletas y café;
  • Limite las bebidas alcohólicas emocionantes;
  • Consumir fruta entre comidas;
  • Coma vegetales crudos como: achicoria, lechuga, rábanos rojos y negros, nabos picantes, zanahorias, alcachofas crudas , hinojo crudo, repollo crudo ;
  • Reemplace la pasta o el arroz blanco con trigo sarraceno , mijo, quinua, arroz integral;
  • Acompañar las comidas con vegetales cocidos.

Tratamientos y curas

Los mareos pueden mejorar con el tiempo sin requerir tratamiento. Cuando esto no sea posible, y en presencia de síntomas graves asociados, es necesario realizar una cirugía o intervenir con tratamientos que puedan reducir los síntomas y curar las causas que generaron el trastorno. Para que se pueda obtener una mejora en el menor tiempo posible:

  • En presencia de ataques violentos: permanezca en reposo durante un par de días;
  • Realizar tratamientos dirigidos a la causa del vértigo: cómo realizar movimientos simples de la cabeza;
  • Tomar medicamentos que pueden ayudar en las primeras etapas con consejo médico ;
  • Embarcarse en un proceso de rehabilitación que consiste en una serie de ejercicios para corregir el equilibrio.

Remedios naturales para el mareo.

En el caso de que el mareo sea un síntoma de un estado emocional comprometido por la acumulación de estrés, que sin duda afecta la calidad de vida del paciente, aquí es posible intervenir con el uso de plantas oficiosas con una acción calmante y a veces antidepresiva.

Los mejores remedios naturales a este respecto son:

  • El bálsamo: eso ayuda al sistema nervioso;
  • Lavanda: un sedante natural que ayuda a contrarrestar las migrañas y el dolor de cabeza;
  • Plantas con efecto vasodilatador: si el síntoma se debe a una compresión del área vertebral;
  • Espino , castaño de indias y ortiga;
  • Bígaro: una hierba indicada para ayudar a contrarrestar los síntomas del mareo;
  • Aceite esencial de bálsamo de limón junto con el de ciprés o alternativamente aceite de lavanda;
  • Flores de Bach: rosa de roca o remedio de rescate cuando se presentan taquicardia, dolor en el pecho, ansiedad, estrés.

Para obtener más efectos beneficiosos, también puede practicar ejercicios físicos solicitando ayuda de expertos en el sector, actividades que pueden beneficiar la respiración del diafragma y el abdomen, ventilar el dormitorio incluso durante la noche y practicar yoga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *