Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

El término insomnio a menudo se refiere a un conjunto de trastornos que pueden causar daño no solo a la capacidad de tiempo que dedicamos a dormir, sino también a la dificultad que encontramos al día siguiente en el desempeño de las actividades diarias.

El trastorno del sueño se conoce comúnmente por el término de insomnio y se puede dividir en varias dolencias que incluyen: insomnio, hipersomnia, narcolepsia, problemas relacionados con la respiración durante el sueño, trastornos del sueño REM, síndrome de piernas inquietas descanso y trastornos del sueño causados ​​por drogas o sustancias.

Síntomas de insomnio.

Como hemos mencionado antes, el insomnio afecta la calidad de vida de quienes lo padecen. La falta de sueño puede causar fatiga crónica, disminución de la atención y la concentración y tiene un efecto negativo en el estado de ánimo.

Para que una persona descanse, es suficiente dormir de 7 a 8 horas por noche. Obviamente, también hay excepciones, por lo que algunas personas también necesitan 10 horas de sueño y otras para las cuales son suficientes de 5 a 6 horas.

Si una persona no satisface completamente su necesidad de descanso, pueden surgir problemas que afectarán la salud física. Los síntomas que se pueden notar de inmediato son:

  • Dificultad para conciliar el sueño y poder dormir toda la noche;
  • Dormir por pequeños intervalos de tiempo;
  • Quédate despierto toda la noche;
  • Despertarse muy temprano en la mañana;
  • Despertarse cansado, exhausto y con el consiguiente cansancio que dura todo el día;
  • Dificultad para concentrarse;
  • Ansiedadestrés , irritabilidad, depresión;
  • Somnolencia al conducir o durante las horas de trabajo;
  • Riesgo de pérdida de equilibrio, especialmente en personas mayores.

Además de los síntomas que se perciben durante la noche, incluso durante el día puede sentir:

  • Preocupación;
  • Fatiga;
  • Malestar general e irritabilidad;
  • Problemas de desempeño tanto en el trabajo como en el ámbito de las Relaciones sociales;
  • Dolor de cabeza y trastornos gastrointestinales.

¿Cuándo hablamos de insomnio agudo e insomnio crónico?

La incapacidad para dormir a pesar de que el cuerpo siente la necesidad, puede ser leve y más grave. Podemos definir el insomnio agudo cuando ocurre como un trastorno que puede variar desde un día hasta unas pocas semanas, debido al estrés o eventos traumáticos.

Se vuelve crónica, cuando la dificultad para conciliar el sueño ocurre más de una vez por semana durante más de un mes consecutivo. En general, este trastorno aumenta con la edad.

El trastorno generalmente ocurre a una edad temprana y, en cualquier caso, durante toda la vida. A veces también puede ocurrir en la infancia, la adolescencia, la menopausia y la edad avanzada cuando se asocia con medicamentos o condiciones de salud particulares.

Efectos que causa en el cerebro

Equipos de profesionales de universidades estadounidenses han estudiado los efectos que los trastornos del sueño pueden causar a nivel cerebral. De hecho, el daño causado por el sueño se puede comparar con los causados ​​por el estado de embriaguez (fatiga, actividad cerebral lenta, pérdida de memoria, fallas mentales, fallas de memoria…), ya que se altera el funcionamiento normal de las áreas del cerebro.

La actividad llevada a cabo por las neuronas está dañada y esto provoca una alteración en la forma en que una persona percibe el mundo que lo rodea, lo que también tiene repercusiones en las actividades que generalmente realiza. La capacidad cognitiva se deteriora hasta el punto de que las neuronas se mueven lentamente y el cerebro disminuye sus funciones comprensión.

En las diversas investigaciones realizadas a lo largo de los años, se llegó a la conclusión de que los trastornos del sueño afectan la capacidad de memoria y el reconocimiento visual, las actividades asignadas al área del lóbulo temporal del cerebro y, por esta razón, el funcionamiento de las células y la comunicación entre las células se ralentiza. neuronas. El tratamiento de los trastornos del sueño es importante para mantener el cerebro sano y realizar una actividad cognitiva completa.

Causas de insomnio

En primer lugar, antes de identificar las causas que causan el trastorno del sueño, es bueno distinguir el insomnio primario del secundario. El insomnio primario es un tipo de insomnio que no es comparable a una patología o un efecto secundario, pero puede ocurrir cuando se desencadena por factores tales como: viajes, turnos de trabajo, estrés. Puede terminar con la resolución del problema en poco tiempo o puede continuar durante años.

En cambio, hablamos de insomnio secundario cuando nos referimos a un síntoma o efecto secundario. Este tipo es el más extendido y puede ser causado por: afecciones patológicas, depresión y ansiedad, migrañas, artritis, problemas gastrointestinales, trastornos del sueño, derrame cerebral , Alzheimer , menopausia, embarazo, drogas, tabaco, alcohol, cafeína , luz, ruido externo. . A menudo se resuelve; de ​​lo contrario, puede convertirse en un tipo primario.

Factores de riesgo

El insomnio afecta más a las mujeres y una de las razones es el cambio hormonal durante el ciclo menstrual y la menopausia que puede afectar negativamente el sueño.

Incluso durante el embarazo, los cambios físicos, hormonales y emocionales pueden afectar negativamente la duración del sueño, que se ve particularmente perturbado después del tercer mes por la necesidad de orinar, calambres y varias llagas.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza teniendo en cuenta el estado de salud general del paciente que sufre de insomnio. Esto está sujeto a excluir la presencia de enfermedades, análisis de sangre y posible examen de tiroides.

En casos especiales, como si el problema persiste en el tiempo, es aconsejable consultar a un especialista o un centro para el tratamiento de los trastornos del sueño para realizar exámenes específicos, como el examen de polisomnografía, que registra una serie de parámetros durante el sueño. Para comprobar la cantidad y calidad.

Dieta recomendada para el insomnio

Una buena nutrición es el primer paso para conciliar el sueño. Los alimentos que promueven el descanso son: alimentos que contienen un aminoácido llamado triptófano que activa la serotonina, también conocida como una hormona del buen humor.

Los alimentos que contienen serotonina son la leche y los productos lácteos como el yogur, queso bajo en grasa, chocolate, huevos, semillas y frutos secos, pan, pasta, alimentos que contienen azúcares simples y la miel . La fruta de temporada también tiene una buena respuesta en la batalla contra el insomnio. Por ejemplo, los plátanos ayudan mucho con los cereales como el arroz, las legumbres y algunos tipos de pescado y carnes blancas como el pollo y el pavo.

Remedios y tratamientos para combatir el insomnio.

El mejor remedio para comprender la causa subyacente del trastorno es comprender si puede eliminarse. Antes de someterse a una terapia con medicamentos, puede seguir una serie de trucos para estimular el sueño: acostarse y despertarse siempre al mismo tiempo; no cene demasiado tarde; use escudos protectores para las luces azules de las pantallas; use la habitación solo para dormir y no para mirar televisión o comer; reducir la ingesta de nicotina, alcohol; realizar actividad física regular pero no antes de irse a dormir; exponerse a la luz solar.

Si estas medidas no dan el resultado deseado, el médico recomendará terapias farmacológicas, comenzando, por ejemplo, con la ingesta de melatonina y luego pasar a medicamentos reales que causan sueño o antidepresivos, si los síntomas de depresión estaban presentes .

Investigaciones recientes han demostrado que las terapias basadas en el enfoque cognitivo conductual son tratamientos efectivos y duraderos para combatir el insomnio y para poner fin a los problemas relacionados con la ansiedad y la depresión.

Las terapias cognitivas conductuales incluyen: psicoterapia que controla y maneja los pensamientos y preocupaciones que tienden a mantenerlo despierto; higiene del sueño que educa al paciente a asumir comportamientos que pueden promover el sueño; restricción de sueño que limita la cantidad de permanencia en la cama cuando está despierto; control de estímulo que lo ayuda a usar la cama para dormir en lugar de mirar televisión; técnicas de relajación; biorretroalimentación un método que permite observar comportamientos fisiológicos y controlarlos utilizando técnicas de autocontrol.

En casos severos, el insomnio se trata tomando medicamentos que requieren una receta médica por períodos cortos de tiempo.

Remedios naturales

Para inducir el sueño, puede tomar suplementos herbales naturales como: triptófano, gingko biloba , L-teanina o practicar aromaterapia con aceites esenciales.

También puede preparar infusiones relajantes a base de:

  • melatonina: Que es una hormona que nuestro cuerpo libera y sirve como entrada a nuestro cerebro, para indicar cuándo es el momento de ir a dormir. Su liberación ocurre más en la noche y disminuye en la mañana. Mejora la calidad del sueño en aquellos que sufren de insomnio, ya que reduce el tiempo necesario para conciliar el sueño y prolonga la duración del descanso.
  • La valeriana (officinalis) Es una hierba utilizada para combatir los trastornos de ansiedad, depresión y menopausia, todos los factores desencadenantes del insomnio. Debido a su ingrediente activo tiene propiedades sedantes, relajantes e hipnóticas que inducen el sueño. Además, la flor de la pasión tiene los mismos efectos beneficiosos y ambos se utilizan para la preparación de tés de hierbas.
  • Escolzia (Eschscholtzia californica), llamada amapola dorada por el color de sus flores, tiene capacidad sedante y es útil en presencia de calambres nocturnos.
  • Tiglio (Tilia platyphyllos et cordata) buen remedio natural para combatir estados de ansiedad, nerviosismo. Tiene un efecto ansiolítico sin causar daño cognitivo, y combate los espasmos abdominales y gastrointestinales.
  • El magnesio es muy importante para el funcionamiento del cerebro y para calmar la mente y el cuerpo. Esto hace que sea más fácil conciliar el sueño. Tiene un efecto relajante que actúa sobre la melatonina, regulando el ciclo de sueño-vigilia.
  • La lavanda (Lavandula angustifolia) Es una planta que induce el sueño, gracias a su fragancia relajante que tiene efectos beneficiosos en mujeres, jóvenes y viejos y tiene propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas, antibacterianas y curativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *