Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

La gota es una enfermedad metabólica causada por la deposición de ácido úrico en forma cristalizada, dentro de los vasos sanguíneos. Se reconoce a través del análisis de síntomas característicos, como la artritis inflamatoria y el dolor articular. La gota causa hinchazón y enrojecimiento en las articulaciones, limitando el movimiento y evitando caminar correctamente. Sin la atención médica adecuada, pueden surgir complicaciones graves. Veamos los síntomas, las causas, la nutrición más adecuada y los tratamientos en caso de gota.

Características y síntomas de la enfermedad.

El ácido úrico es una sustancia de desecho del cuerpo: cuando no se elimina adecuadamente por acción renal, se agrega en cristales y, pesado, se asienta. Normalmente, el ácido úrico a punto de ser excretado circula en la sangre

La gota consiste en un enrojecimiento importante y la hinchazón de la entidad fuerte a las articulaciones. En general, la aparición de este kit sintomático ocurre durante las horas nocturnas, pero la gota puede aparecer en cualquier momento del día. Si el diagnóstico y los tratamientos médicos no llegan rápidamente, la enfermedad puede degenerar y agravar los síntomas, hasta comprometer la movilidad del sujeto.

En general, la gota se concentra principalmente al nivel del dedo gordo del pie, pero también puede aparecer en los talonestobillos, codosmuñecasrodillas y dedos de manos y pies. En la mayoría de los casos, los síntomas iniciales tienden a mejorar en el transcurso de unos días, pero incluso en el caso de la resolución espontánea, las investigaciones son necesarias. Los síntomas incluyen una súbita localizado en la zona afectada del dolorenrojecimientohinchazón anormal , aumento de la sensibilidad al tacto(hasta el punto de hacer insoportable cualquier estímulo leve) y, a veces, fiebre y fatiga.

Progresión y etapas de la patología.

La gota, si se descuida, tiende a progresar, aumentando la extensión de sus síntomas. La patología se divide en 4 fases específicas:

  1. Hiperuricemia asintomática. En esta etapa, se encuentran altos niveles de ácido úrico. No es sintomático y, por lo tanto, es extremadamente difícil darse cuenta de la aparición de la enfermedad en esta etapa.
  2. Ataque agudo de gota. La concentración de ácido úrico alcanza niveles excesivos y se cristaliza. Se encuentran los primeros y dolorosos síntomas.
  3. El intervalo tiene que Esta es una nueva fase asintomática que ocurre antes que la crónica.
  4. Gota tofacea. La última etapa de la patología es una fase debilitante y limitante.

Póngase en contacto con el médico tratante ya desde los primeros signos, le permitirá acceder a una cura adecuada que podrá resolver el problema con tiempos discretos. Lo importante, desde el principio, es poder eliminar el ácido úrico ayudando a su flujo de expulsión natural.

Complicaciones

La gota puede dar lugar a varias  complicaciones si no se tratan. El estado inflamatorio causado por la gota también puede extenderse a otros órganos, causando enfermedades cardíacas graves. Los cristales también pueden acumularse en otras áreas del cuerpo, como los riñones. Esta es una condición muy riesgosa, ya que las consecuencias pueden ser insuficiencia renal y cálculos.

Causas y factores de riesgo.

  • Tomando drogas.
  • Factores genéticos.
  • Hipertensión.
  • Sobrepeso.
  • Edad avanzada.
  • Sexo masculino.
  • Exposición al plomo.
  • Abuso de alcohol.
  • Tomando diuréticos.
  • Problemas relacionados con la función renal.
  • Fuente de alimentación incorrecta.

Diagnóstico

El primer paso requiere análisis de sangre que verifiquen la presencia o ausencia de una acumulación de ácido úrico. Si la enfermedad se encuentra en sus primeras etapas, será posible una intervención inmediata relacionada con su eliminación.

Sin embargo, será necesario verificar y asegurarse de que el ácido úrico no se haya cristalizado; En el caso de un ataque agudo, es muy probable que haya ocurrido. Por esta razón, se prescribirá una resonancia magnética, junto con ecografías y radiografías de las áreas afectadas.

Gota y alimentación

La correlación directa entre gota y dieta se conoce desde hace algún tiempo. Se llamaba “la enfermedad de los Reyes”, ya que, en ese momento, eran los ricos los que podían permitirse grandes cantidades de alimentos que, a pesar de sí mismos, causaban la aparición de la enfermedad. Algunos alimentos son más riesgosos que otros y los alimentos en los que se centran principalmente son  las carnes rojas crustáceosfrijoles secosanchoassalchichaspapas fritasgrasas y despojos de animales .

Los alimentos que se permiten son aquellos con un bajo contenido de purinas (bases nitrogenadas), en su mayoría magras. Pollo, pavo, legumbres, pescado y verduras están indicados en estos casos. También será útil para recuperar la forma física y realizar actividad física diaria, una vez que esté completamente recuperado del último ataque.

Curas y tratamientos.

El tratamiento se dirige en dos frentes diferentes: la resolución de la patología y la de los síntomas.

Se recetarán medicamentos que ayudarán a eliminar el exceso de ácido úrico y AINE (medicamentos antiinflamatorios no esteroideos) para contener y sanar la inflamación. En general, aspirina y cortisona. La hinchazón y el dolor pueden tratarse con compresas de hielo y descansar . Finalmente, incluso hidratar el cuerpo es esencial cuando ha habido un episodio de gota.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *