Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

El estrés es una respuesta de nuestro cuerpo y mente a un estrés que puede deberse al ejercicio, el trabajo, la escuela, relacionado con cambios en la vida o postraumáticos. El estrés afecta la salud de una persona y puede afectar un período particular de la vida o ser de naturaleza crónica, lo que causa daño físico y mental.

Sin embargo, existen remedios naturales que pueden adoptarse para ayudar a superar estos períodos críticos que cualquier individuo puede atravesar, en el transcurso de su vida, tratando de mejorar el bienestar mental y físico también a través de ejercicios físicos. Echemos un vistazo más de cerca al tema al ver en detalle cuáles son las causas, los factores de riesgo y qué tipo de remedios se pueden adoptar.

¿Qué es el estrés?

El estrés es una respuesta que nuestro cuerpo adopta para tratar de adaptarse a una situación específica y puede ser:

  • Vinculado al trabajo, la familia o problemas relacionados con la vida diaria;
  • Causado por un cambio repentino en el estilo de vida luego de la pérdida de un trabajo, una enfermedad o una separación;
  • Causado como resultado de un trauma también llamado postraumático.

Cualquier persona expuesta a un estrés fuerte reacciona de manera diferente: somatizando el estrés con reacciones físicas o manifestando trastornos digestivos, dolor de cabeza, insomnio , depresión, ira, alopecia , urticaria, disminución de las defensas inmunes con mayor exposición a influencias, infecciones. Por otro lado, algunas personas tienen la capacidad de lidiar con situaciones estresantes de manera más efectiva al establecer límites a los efectos más graves y peligrosos para la salud.

¿Cuáles son las causas del estrés?

Las principales causas atribuibles al estrés son:

  • Cambios de estilo de vida;
  • Aparición de patologías;
  • Problemas en el trabajo;
  • Problemas relacionados con la esfera afectiva;
  • Mudanzas, problemas con vecinos;
  • Problemas personales

Síntomas de estrés

El estrés afecta negativamente la salud y más allá, de hecho, también puede afectar la emocionalidad y el comportamiento:

  • A nivel emocional: puede sentirse más triste, irritable, ansioso, indefenso, temeroso y sin autoestima;
  • Mentalmente: preocupado, con poca capacidad para concentrarse y tomar decisiones;
  • A nivel físico: se pueden percibir trastornos como dolor de cabeza, dolor muscular y tensión y tensión nerviosa , mareos, trastornos del sueño, fatiga crónica, alopecia, urticaria y pérdida de apetito.

La combinación de estos síntomas puede causar lágrimas repentinas, mayor necesidad de dormir o insomnio, desinterés y actividades que generalmente eran agradables, soledad y consumo de alcohol. Cuando, por otro lado , el estrés se experimenta como un estímulo, la persona puede estar motivada para realizar una actividad, prepararse para un examen o una entrevista.

Factores de riesgo de estrés

Los factores de riesgo provocadas por periodos demasiado estresantes pueden causar:

  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Tensión muscular y migraña;
  • Aumento de la respiración;
  • Estados de depresión y ansiedad;
  • Dolor de espalda
  • Úlcera ;
  • Cáncer en casos severos, incluso si no hay fuentes confiables reales que confirmen esta correlación.

Consejos para prevenir o controlar el estrés.

Prevenir el estrés no siempre es una cosa factible, pero puede tratar de controlar sus dolencias hablando con otros y evitando guardar todo para usted, tomarse el tiempo para cuidar su cuerpo, practicar sus pasiones, tomarse un período de tiempo. descansar, practicar deporte y ejercicio, adoptar una dieta sana y equilibrada.

Combatir el estrés con la ira y acercarse al consumo de dietas equivocadas, alcohol, fumar tendrá un efecto opuesto ya que el objetivo debe ser curar y mejorar el estilo de vida y no empeorarlo.

Los métodos más recomendados  para combatir el estrés son:

  • El control de las reacciones a través de ejercicios de relajación;
  • Ejercicios de meditación y respiración: indicados para controlar el estrés y también útiles para combatir ataques de pánico o ansiedad;
  • Psicoterapia cognitiva conductual: que le permite al individuo aprender a manejar la ansiedad y modificar comportamientos externos o internos para corregirlos y tratar el estrés.

Cómo evitar los efectos del estrés.

Los efectos del estrés se acumulan con el tiempo, por lo que es importante tomar medidas preventivas para aprender a manejarlo y reducir sus efectos negativos. Por ejemplo, puedes:

  • Reconocer las señales que nuestro cuerpo usa para responder al estrés;
  • Hacer ejercicio regularmente
  • Practicar una actividad relajante como la meditación y el yoga;
  • Establecer metas para alcanzar y prioridades.

Nutrición a seguir en caso de estrés excesivo

La nutrición desempeña un papel fundamental en nuestro cuerpo, especialmente en períodos en los que está sometido a estrés, durante los cuales se recomienda evitar el consumo de alimentos ricos en azúcar y dulces , a favor de una dieta ligera y natural, rica en cereales. integrales. Las legumbres, los peces pequeños, las semillas oleaginosas, el aceite de oliva virgen extra , las verduras y las frutas de temporada también son particularmente adecuados para proporcionar al cuerpo todos los nutrientes, vitaminas y minerales necesarios para reponer la energía consumida durante los períodos de el estrés. 

En períodos estresantes, existe el riesgo de deshidratación y, por lo tanto, sería aconsejable aumentar el consumo de agua entre comidas, pero también el de los tés de hierbas. Se recomienda reducir o eliminar mejor el consumo de café y  que empeora los síntomas.

Tratamientos naturales y remedios para el estrés.

Para contrarrestar el estrés , las plantas están indicadas para mejorar el bienestar psicofísico , ya que equilibran los sistemas inmunológico, nervioso, endocrino y cardiovascular, promoviendo la recuperación de energía. Las plantas indicadas para realizar esta función son:

  • Pasiflora: indicada para efectos calmantes y antiespasmódicos, en caso de ansiedad y tensión nerviosa;
  • Rodiola: eficaz para combatir el cansancio, la fatiga, mejorar la calidad del sueño y proteger el corazón;
  • Griffonia: tiene propiedades antidepresivas que mejoran la calidad del sueño, también útil para el control del hambre nerviosa;
  • hypericum: reequilibra el estado de ánimo;
  • semillas de abedul: actúan sobre el sistema nervioso central, dolor de cabeza, arritmia y espasmos gastrointestinales;
  • Flores de Bach: que tienen un efecto revitalizante en la mente y el cuerpo.

Medicina tradicional china

En la medicina tradicional china, cada órgano del cuerpo tiene una energía mental. El estrés surge de los desequilibrios de energía, las intoxicaciones y el mal funcionamiento de los órganos. Por lo tanto, la acupuntura se practica trabajando en el pliegue transversal de la muñeca, entre el dedo gordo y el segundo dedo para actuar sobre el hígado, y entre la rótula y el maléolo para el bazo y el estómago.

Aromaterapia para el estrés

Los aceites esenciales recomendados para enfrentar períodos de estrés o agotamiento nervioso se utilizan para reequilibrar el sistema hormonal. Estas esencias inhaladas, vertidas en el baño o masajeadas en el cuerpo, también ayudan a establecer el equilibrio del estado de ánimo, calmar la ansiedad y liberar energía al cuerpo. Los mejores son:

  • Aceite de pomelo: excelente en caso de crisis nerviosa;
  • Aceite petit grain: que equilibra el sistema nervioso al contrastar la depresión y el insomnio;
  • Aceite de bergamota: que calma el sistema nervioso, contrarresta la ansiedad y mejora la calidad del sueño;
  • Aceite de menta: utilizado para promover la concentración durante el estudio o para mejorar el rendimiento en el trabajo;
  • Aceite de vetiver: excelente en caso de agotamiento mental;
  • Aceite de palmarosa: tiene una acción estimulante sobre el sistema nervioso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *