Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

La enfermedad de Alzheimer también se llama enfermedad de Alzheimer-Perusini, demencia presenil de tipo Alzheimer, demencia degenerativa primaria, o más comúnmente de Alzheimer. La patología representa la forma más común de demencia de un tipo degenerativo progresivo en la actualidad, que puede afectar principalmente a las personas en edad preescolar, a partir de los 65 años.

La enfermedad de Alzheimer afecta a alrededor del 50-70% de los casos cada año, donde se diagnostican enfermedades degenerativas progresivas. Asociado con la edad presenil, la enfermedad de Alzheimer generalmente incluye síntomas como pérdida, deterioro de la memoria, afasia y depresión. La esperanza de vida después del diagnóstico es de 3-9 años. Analizamos todas las características, etapas, síntomas y cualquier tratamiento disponible en los próximos párrafos.

Etapas de la enfermedad de Alzheimer

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa progresiva para la que no hay intervenciones de tratamiento y solucionadores. La enfermedad se divide en 7 etapas específicas, cada una de las cuales representa el inicio de ciertas señales de alarma que empeoran con el paso del tiempo.

  1. Etapa 1 ‘sin discapacidad’: En esta fase inicial, la enfermedad de Alzheimer presenta un conjunto asintomático donde no se encuentran déficits de memoria y orientación a nivel médico.
  2. Etapa 2 ‘deterioro cognitivo particularmente corto’: En esta segunda etapa, el deterioro cognitivo muestra síntomas leves, a menudo difíciles de asociar con la patología. Se pueden identificar algunos síntomas asociados con la edad presenil.
  3. Etapa 3 ‘deterioro cognitivo leve’: En esta tercera fase, los síntomas de la patología comienzan a ser más relevantes con problemas asociados con la memoria, dificultad para realizar tareas con acciones diarias, déficits en la planificación de las actividades propias.
  4. Etapa 4 ‘deterioro cognitivo moderado’: En esta etapa, un diagnóstico médico puede identificar los síntomas de la enfermedad de Alzheimer.
  5. Etapa 5 ‘deterioro cognitivo moderadamente severo’: Los síntomas en la quinta fase parecen más marcados que en las etapas anteriores, pero al mismo tiempo el sujeto aún logra mantener un cierto grado de autonomía.
  6. Etapa 6 ‘deterioro cognitivo severo’: En esta sexta fase, los síntomas aparecen de manera marcada, con alta severidad, incluso comprometiendo las acciones autónomas diarias como lavarse y comer.
  7. Etapa 7 ‘deterioro cognitivo muy grave’: Aparece como la fase final de la enfermedad, con un conjunto sintomático que es completamente invalidante para la vida diaria, con una continua necesidad de asistencia personal.

Los 10 síntomas de la enfermedad de Alzheimer

¿Cuáles son los 10 síntomas principales asociados con la enfermedad de Alzheimer? La pérdida de memoria puede estar asociada con la patología, pero también con otras causas. Para hablar sobre síntomas específicos relacionados con la enfermedad de Alzheimer, se debe tener en cuenta una serie de seriedades más o menos marcadas.

La pérdida de la memoria debe ser asociado con la vida cotidiana, especialmente en relación con la información reciente, la desorientación y dificultad para reconocer a sus familiares. El segundo síntoma más obvio está relacionado con la dificultad de organizar y resolver los problemas más simples. 

El tercer síntoma más marcado tiene las mismas dificultades de programación asociadas, sin embargo, dentro del propio entorno profesional y familiar,  con dificultades para poner fin a los compromisos. La confusión y la pérdida de orientación de los lugares más conocidos se encuentra dentro del cuarto síntoma más evidente de la patología. El quinto síntoma incluye un déficit en términos de comprensión de imágenes y relaciones espaciales. 

El sexto síntoma se caracteriza por la dificultad en el lenguaje oral y escrito. El séptimo síntoma agrava la pérdida de memoria , mientras que la octava señal de alarma de la enfermedad de Alzheimer conduce a un mal juicio, lo que lleva a la retirada del campo profesional y la vida social del sujeto. El décimo síntoma involucra problemas drásticos de personalidad y cambios bruscos de humor. 

Diagnóstico de la patología.

El diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer en primer lugar incluye una evaluación del conjunto sintomático y su gravedad. El diagnóstico preventivo resulta particularmente importante en el caso de la enfermedad de Alzheimer, para informar tanto al sujeto como a su familia para que decidan conjuntamente qué decisiones tomar.

El tratamiento farmacológico se decide siguiendo el diagnóstico específico, para no confundir la enfermedad de Alzheimer con otras patologías. Para llegar a un diagnóstico es necesario someter al paciente a ciertas visitas y análisis que incluyen: CT, resonancia magnética, SPECT, PET, evaluación neuropsicológica. Los médicos que se ocupan del diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer son generalmente geriatras, psiquiatras, neurólogos.

Enfermedad de Alzheimer: Tratamientos y tratamientos.

Para tratar la enfermedad de Alzheimer no existe un tratamiento concluyente ya que la patología representa una degeneración progresiva de los síntomas cognitivos, con una esperanza de vida de 3 a 9 años después del diagnóstico. Los tratamientos farmacológicos disponibles pueden retrasar el proceso de degeneración cognitiva, aliviando parcialmente algunos trastornos.

Entre los medicamentos recetados en la mayoría de los casos se encuentran: donepezil, galantamina, memantina, rivastigmina. Los medicamentos principales pueden complementarse con terapias de apoyo adicionales según el caso individual. Desde el punto de vista psíquico, se requiere una terapia dirigida, a menudo para ayudar a las familias que viven en contacto cercano con las personas afectadas por la enfermedad de Alzheimer. La etapa más crítica de la enfermedad de Alzheimer incluye la necesidad de asistencia del sujeto durante las 24 horas.

Nutrición y enfermedad de Alzheimer

La nutrición es particularmente importante para tratar de contrarrestar y prevenir los síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Las personas que padecen la enfermedad deben seguir una dieta sana y correcta, tratando de tomar todos los nutrientes que necesita el cuerpo. Para prevenir y combatir la aparición de enfermedades degenerativas como la enfermedad de Alzheimer, es importante evitar el exceso de alimentos, evitando la ingesta insuficiente de alimentos.

Todos los días es necesario introducir alimentos a base de vegetales, alimentos ricos en vitamina E, ricos en vitamina B12 en la dieta , evitando la ingesta de alimentos ricos en grasas saturadas y grasas trans presentes en muchos bocadillos y alimentos envasados. Para reconocer los alimentos que contienen grasas trans, es suficiente buscar el texto en la etiqueta “aceites parcialmente hidrogenados”.

Desde el punto de vista físico, es esencial realizar actividad física diaria, tratar de mantener una mente activa y ser entrenado en diferentes actividades o juegos educativos. Cuando sea necesario, es importante contactar a un psicoterapeuta lo antes posible para individualizar el camino más adecuado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *