Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

El dolor muscular es un síntoma muy común, especialmente en aquellos que realizan actividades físicas extenuantes o en aquellos que llevan un estilo de vida sedentario. Puede haber varias razones por las cuales surgen tales dolores, pero a menudo pueden estar relacionados con condiciones e incluso patologías graves.

El estilo de vida moderno, las actividades laborales cada vez más sedentarias y la escasa práctica de los deportes son responsables de una musculatura menos tonificada y más débil con el riesgo de sufrir dolores musculares con frecuencia. Profundicemos en el tema al ver en detalle cuáles son las causas, los peligros y qué tipo de remedios y tratamientos naturales se pueden seguir para encontrar algo de alivio.

¿Qué son los Dolores Musculares? y ¿Cuáles son los Síntomas?

En medicina, el término más adecuado para hablar sobre el dolor muscular es “mialgia”. Esta terminología se refiere a todos los dolores que pueden afectar las extremidades inferiores, superiores, torácicas y posteriores.

El desgarro muscular difiere de la tensión muscular, ya que en este último las fibras musculares no se rompen, pero es un estiramiento demasiado pequeño que causa dolor y derramamiento de sangre.

La rotura muscular significa una lesión en la que se interrumpe el tejido muscular. Esto ocurre cuando una buena cantidad de fibras musculares se descomponen. Puede suceder en muchas áreas del cuerpo, pero los músculos donde se produce el desgarro con mayor frecuencia son las piernas.

Los principales síntomas asociados con el dolor son:

  • Debilidad muscular;
  • Cansancio excesivo
  • Dolor de cabeza, fiebre y escalofríos;
  • Síntomas de gripe;
  • Rigidez, hinchazón y enrojecimiento local;
  • Trastornos que afectan a diversos órganos y sistemas.

Es esencial tener una imagen completa de la condición del paciente, comprender bien la sintomatología para identificar si una patología puede ser la base de los trastornos. El dolor suele ser de corta duración y dura unos días. En otros casos, sin embargo, pueden ser persistentes y agudos sin poder encontrar la causa. Aquí es apropiado contactar a un experto para obtener un diagnóstico preciso y seguir una terapia adecuada.

Las causas

Las causas del dolor muscular pueden ser de varios tipos, entre los principales tenemos:

  • Lesiones y traumas relacionados con actividad física intensa;
  • Enfermedades tales como: gripe, infecciones bacterianas o virales, reumatismo, tumores;
  • Enfermedades musculares;
  • Poliomielitis, cifosis , lordosis y escoliosis ;
  • Tomando medicamentos para bajar el colesterol o la presión, o sustancias como la cocaína y otras drogas;
  • Fuerte tensión y estrés ;
  • Deficiencia de potasio ;
  • Deshidración;
  • Nutrición desequilibrada;
  • Acumulación de ácido láctico;
  • Posturas incorrectas ;
  • dolor muscular crónico o post-entrenamiento;

Tipos de dolor muscular

El dolor muscular puede involucrar grupos musculares específicos, como el cuello, los brazos y las piernas , o incluso los tejidos circundantes como ligamentos, tendones, huesos, articulaciones y tejidos blandos. Las causas se deben a una postura incorrecta, ejercicios físicos o traumas. El dolor localizado tiene características precisas: entidad leve, corta duración, causa fácilmente detectable y recuperación después de unos días.

El dolor muscular generalizado, sin embargo, implica la mayor parte de los músculos y causa más frecuente es la influencia que se manifiesta en los primeros días con dolores musculares. En otros casos, puede haber enfermedades subyacentes que requieren la intervención de un experto para obtener un diagnóstico preciso y una terapia adecuada.

Algunas personas pueden experimentar dolor asociado con la fatiga crónica persistente sin tener momentos de alivio. Las causas pueden deberse a insomnio , deficiencia de vitaminas, proteínas y dietas incorrectas, anemia, hipotiroidismo, enfermedades autoinmunes y reumáticas, gastrointestinales, diabetes mellitus . En caso de dolor muscular en los brazos, la primera causa que se excluye es un ataque cardíaco, que se manifiesta por un dolor en el pecho que se expande hacia el brazo izquierdo.

¿Cuándo Debo Buscar Consejo Médico?

En caso de dolor muscular, debe comunicarse con su médico cuando:

  • El dolor ha durado varios días y es severo;
  • Si no puedes entender la causa;
  • Si ocurre en niños;
  • Si hay infecciones, inflamaciones, mordeduras de animales;
  • Tiene dificultad para respirar, tragar, debilidad, vómitos y fiebre alta.

Prevención y Diagnóstico de Mialgia

Para evitar la aparición de molestos dolores musculares, siempre es aconsejable calentar los músculos antes de cualquier ejercicio, beber líquidos antes, durante y después de hacer deporte, y en caso de trabajo sedentario, hacer pequeñas caminatas cada hora.

Es importante identificar las principales características del dolor para poder hacer un diagnóstico preciso. El paciente debe poder informar al médico sobre el tipo de dolor, la duración y si hay manifestaciones de otros síntomas. Una vez que el médico haya examinado toda la información, procederá con una visita que le permitirá hacer un primer diagnóstico que luego será confirmado por análisis de sangre, tomografía computarizada y resonancia magnética, biopsia.

Tratamientos para Reducir la Inflamación

En general, los medicamentos se administran para reducir la inflamación y el dolor, pero también se recomienda descansar mucho , baños calientes para relajar los músculos y masajes de fisioterapia en caso de dolor debido a un trauma o una lesión física.

El daño causado por una lesión puede ser leve o muy grave asociado con el dolor y, a veces, en el último caso, se requiere cirugía. Las lesiones generalmente requieren tratamiento inmediato dependiendo de la intensidad del dolor. En los primeros minutos después de la lesión, el dolor puede no ser muy intenso. Después de los primeros minutos, los síntomas aumentan hasta que los movimientos son imposibles. Posteriormente , pueden producirse hinchazones y hematomas debido a la ruptura de los vasos sanguíneos del músculo. Después de la lesión, es aconsejable inmovilizar la extremidad teniendo cuidado de no forzarla.

En reposo, también se recomienda aplicar el hielo durante un cuarto de hora varias veces al día y usar un vendaje que comprima la parte para reducir la inflamación. El frío ayuda a reducir el flujo sanguíneo. Después de los primeros días en los que es necesario reducir el dolor y la inflamación gracias a la ayuda de ungüentos específicos, pasamos a aplicar calor para relajar la parte.

Un tratamiento que lo puede llevar en casa es utilizando la herramienta Back Relax  que actúa directamente sobre el dolor muscular y la flexibilidad de los movimientos, asegurando también la restauración de la postura a corto plazo, que ha tenido gran exito en el mercado

Remedios Naturales

El primer remedio natural después de una rotura, estiramiento o contractura, en presencia de dolor muscular, es el descanso. Luego puede actuar sobre el músculo aplicando hielo sin exagerar, para evitar empeorar la situación. En el caso de lesiones, la arcilla verde ventilada puede usarse , aplicarse directamente o tomarse como una tableta, ya que actúa como un antiinflamatorio natural, alivia el dolor y conduce a una recuperación rápida de las funciones del músculo dolorido.

Aplicar gel de aloe vera también puede ayudar a aliviar el dolor muscular. Las contracciones musculares son fáciles de derretir incluso para los no expertos, por lo que los primeros beneficios se obtienen después de un corto tiempo, mientras que para el estiramiento y el desgarro se necesita un tratamiento específico.

Puede utilizar los aceites esenciales para ser preparados en casa basado en el árnica , eucalipto , hierbabuena , y clavo de olor . La mezcla obtenida se aplica al área dolorosa, masajeando profundamente para aliviar el dolor y relajar la parte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *