Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

El diente de león es una planta herbácea también conocida con el nombre de ” diente de león “, “achicoria silvestre o “cabeza”. Se puede encontrar en la naturaleza, en nuestros prados y tiene numerosas propiedades que parecen poder liberar efectos beneficiosos en nuestro organismo. Se utiliza como remedio natural para ayudar a aliviar diversas dolencias, en particular de tipo digestivo, pero también para ayudar a depurar nuestro organismo.

En cosmética es un ingrediente excelente en productos de belleza. En la cocina, sin embargo, se utiliza para condimentar aperitivos, risottos y guarniciones. Se reconoce fácilmente por el color de sus flores y es muy querido por los niños. Veamos cuáles son las principales características de esta planta, las propiedades beneficiosas, cómo se usa y qué tipo de contraindicaciones puede tener.

¿Qué es el diente de león?

El diente de león es una planta medicinal que crece en nuestro país porque es favorecida por el clima templado, de forma espontánea tanto en las praderas como en la altura. Puede poblar los bordes de carreteras, caminos y es reconocible por el color amarillo de sus flores. Esta planta tiene muchas propiedades que pueden ayudar a mejorar la funcionalidad de nuestro hígado, la digestión, para promover la diuresis, para contrarrestar la retención de agua y mejorar la salud de la piel.

El diente de león se utiliza como remedio natural porque parece ser capaz de ayudar a combatir diferentes dolencias si su ingesta se asocia a terapias farmacológicas convencionales. En particular:

Propiedades y efectos beneficiosos

  • puede ayudar a promover la diuresis;
  • puede ayudar a purificar el cuerpo;
  • puede ayudar a contrarrestar la pérdida de apetito y los problemas digestivos;
  • puede ayudar a combatir los problemas de circulación;
  • puede ser un buen aliado para la salud de la piel, por su posible acción calmante y tonificante;
  • puede ayudar a aclarar las pecas;
  • puede ayudar a reducir el colesterol.

Diente de león, hígado y digestión

El diente de león es un gran aliado para ayudar a mantener sano el hígado y ayudar a favorecer la digestión. Esta planta ayuda a estimular la producción de bilis, una sustancia sintetizada por el hígado y almacenada en la vesícula biliar, que luego se libera durante la digestión. El diente de león también se usa en presencia de cálculos biliares para ayudar a estimular la actividad del hígado y la vesícula biliar. Los tallos que se comen frescos pueden ayudar a aliviar la presencia de dolor de hígado.

Diente de león y colesterol

El diente de león puede tener efectos beneficiosos sobre el hígado, ya que parece ser capaz de ayudar a promover la expulsión del exceso de bilis y, por tanto, puede intervenir en la reducción de los niveles altos de colesterol.

Diente de león y diuresis

El diente de león también se utiliza en forma de infusión o infusión de hierbas por su supuesta acción diurética. La ingesta está indicada en caso de edemas, retención de líquidos y celulitis, ya que puede ayudar a estimular la diuresis y contrarrestar el estancamiento de líquidos.

Diente de león y circulación sanguínea

Parece ser capaz de ayudar a diluir la sangre y, por esta razón, a menudo se recomienda como remedio natural para las venas varicosas de las extremidades inferiores. La acción beneficiosa puede ayudar a la circulación sanguínea y también se puede utilizar en caso de celulitis y retención de agua.

Diente de león y el bienestar de la piel

Las infusiones y decocciones a base de diente de león se pueden utilizar para ayudar a tonificar y reafirmar los tejidos, pero también para ayudar a mejorar la tez de la piel. 

Cómo utilizar

En medicina herbal

El diente de león se utiliza en la medicina herbal para la preparación de decocciones e infusiones. Las partes de la planta que se utilizan a este respecto son las hojas y las raíces. En particular:

  • para preparar infusiones: útil para ayudar a contrarrestar la retención de agua. Basta llevar a ebullición un litro de agua al que se le añaden hojas secas, que se deben dejar reposar unos minutos. Pasado el tiempo necesario, se debe filtrar el líquido y también se puede consumir la infusión agregando miel;
  • para la preparación de infusiones: se puede comprar la raíz o el polvo directamente, en fitoterapia.

En la cocina

El uso de esta planta en la cocina está ligado al sabor picante que es adecuado para la elaboración de numerosas recetas sabrosas. Se pueden consumir las hojas frescas y los pétalos de flores de esta planta. El consumo crudo de las hojas depende de la textura y suavidad.

El diente de león se puede utilizar para la preparación de risotto, como aperitivo o guarnición, para la preparación de sopas, quiches o ensaladas. Excelente ingrediente para preparar sabrosas ensaladas en primavera, solo o como complemento de otras verduras.

En el caso de las plantas jóvenes, las hojas son blandas y se pueden comer crudas. Los pétalos de flores se utilizan a veces en la preparación de ensaladas. Además, se puede preparar en una sartén, saltear con un chorrito de aceite y un poco de ajo y luego servir como guarnición.

Posología e ingesta diaria recomendada

El diente de león se puede tomar en forma de extracto seco, tintura madre o infusión con diferentes dosis según el tipo de necesidad. En caso de:

  • Problemas digestivos: la raíz seca se puede tomar en dosis de 4-10 g en infusión, 3-4 g en decocción, hasta un máximo de tres veces al día. Alternativamente, también se pueden tomar comprimidos que contienen 300 g de extracto seco, una o dos veces al día. La tintura madre se puede tomar después de las comidas principales, en no más de 35 gotas. Si los síntomas persisten, pero también para tener una dosis correcta siempre es recomendable hablar con su médico;
  • para un efecto diurético: se puede tomar la raíz dejada en infusión o en decocción, sola o como complemento de otras hierbas. La dosis recomendada es de 3-4 g como decocción y 4-10 g como infusión;
  • para un efecto depurativo: se puede preparar una decocción con 1-2 cucharadas de extracto seco y picarla en una taza de agua, entre comidas. Alternativamente, en el verano también se pueden comer las hojas frescas además de la ensalada;
  • para una ingesta de potasio, útil para los que sufren de corazón: se pueden agregar 30 gotas de tintura a otros remedios naturales, diluidas en un poco de agua dos veces al día;
  • para uso externo indicado en caso de úlceras: se pueden aplicar dos cucharadas de jugo extraído de las hojas tres veces al día.

Contraindicaciones y posibles efectos secundarios.

La ingesta de esta planta no parece tener contraindicaciones particulares. Sin embargo, podría causar dermatitis de contacto en sujetos sensibles al ingrediente activo contenido en productos a base de diente de león. Quienes padecen cálculos biliares deben evitar el consumo de esta hierba. En este caso, podría aumentar el riesgo de cólicos. Lo mismo ocurre con quienes padecen gastritis o úlceras.

Para las mujeres embarazadasno se recomienda el uso de productos a base de diente de león, ni como remedio natural ni como ingrediente en la cocina. Incluso durante la lactancia se recomienda evitar su consumo.

¿Dónde comprar diente de león? Precios

Los productos a base de diente de león se pueden comprar en farmacias, parafarmacias, herbolarios, online, en tiendas de alimentos orgánicos. El costo varía según el tipo: para uso fitoterapéutico el costo no supera los 15 euros, mientras que para uso cosmético, sin embargo, los productos pueden tener un costo de alrededor de 25 euros. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *