Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

La sequedad de las mandíbulas en medicina se conoce con el nombre de “xerostomía” o incluso “boca seca”, ya que indica la sensación que se siente en ausencia de salivación. Este trastorno puede causar problemas para hablar y comer. En muchos casos, implica halitosis, un aumento de la caries dental ya que no hay protección de la saliva y, por lo tanto, la remineralización del esmalte y hace que la boca esté más expuesta a contraer infecciones.

Las personas mayores están más afectadas que el resto de la población. Analicemos en detalle qué es, cuáles son las causas principales, la sintomatología asociada, cómo se realiza el diagnóstico y qué tipo de tratamientos y remedios naturales se pueden adoptar.

¿Qué es la boca seca?

La boca seca es una sensación que está causando angustia en la víctima y también puede ser una señal que indica la presencia de una enfermedad relacionada, que puede tener un gran impacto en la calidad de vida. En situaciones leves, puede sentir sequedad de garganta, sed y la necesidad urgente de calmar su sed o comer dulces, así como ponerle manteca de cacao en los labios.

Sin embargo, en casos severos , esta condición puede comprometer el sabor, causar dificultad para comer, masticar, tragar, hablar e incluso respirar. La boca seca puede causar una sensación incómoda ocasional hasta un problema de salud grave que puede tener un fuerte impacto en la calidad de vida, lo que también puede provocar alteraciones en la calidad del sueño.

Las causas

Las causas más comunes por las cuales la boca seca son:

  • Consumo excesivo de tabaco;
  • Estrés emocional y cambios nerviosos;
  • Consumo de medicamentos, como antihistamínicos;
  • Tratamientos de quimioterapia;
  • Enfermedades autoinmunes o de la glándula salival;
  • Roncando por la noche y luego respirando por la boca.

sintomatología

El síntoma principal de la boca seca es la reducción en la producción de saliva. Sin embargo, a su vez, otros están asociados con este síntoma, como:

  • Lesión en la boca o cavidad oral;
  • Sensación de boca y garganta secas;
  • Bajar la voz;
  • Mal aliento;
  • Ardor en la lengua y la boca;
  • Dificultad para tragar

Xerostomía y diabetes

En presencia de diabetes , aumenta el nivel de glucosa en la sangre y disminuye la producción de insulina , que es responsable de regular los niveles de azúcar que circulan en la sangre. En esta circunstancia, entre los diversos síntomas que conlleva esta patología, también hay un aumento asociado de la sed y, por lo tanto, sequedad de boca.

Cuando sienta que este síntoma no debe subestimarse, ya que puede causar caries y bacterias en la boca. Si no se eliminan la caries y la placa, se pueden generar complicaciones como “periodontitis” y pérdida de dientes, precisamente porque se pierde la producción de saliva , que tiene la tarea de limpiar y evitar la formación de sarro.

En caso de diabetes, el sistema inmunitario se ve comprometido y con la ausencia de saliva que ya no realiza su función regular, el cuerpo está más expuesto a las bacterias que pueden crear complicaciones en todo el cuerpo.

Por lo tanto, si tiene diabetes, es aconsejable:

  • Mantener el azúcar en la sangre bajo control;
  • Controla tu peso y mejora tu estilo de vida practicando actividad física diaria;
  • Realice controles por el médico para tener siempre un diagnóstico correcto y una terapia adecuada a sus necesidades.

Para la higiene oral, en cambio:

  • Limpie la cavidad oral diariamente con herramientas específicas;
  • Sesiones de limpieza en su dentista dos veces al año;
  • Solicite asesoramiento para implementar tratamientos adecuados a sus necesidades.

Ansiedad y boca seca.

La ansiedad es la principal causa de sequedad de boca y garganta. La producción de saliva disminuye cuando se produce el pánico y la deglución se vuelve difícil, lo que aumenta la sudoración y la tensión muscular. Es una situación de comportamiento común en presencia de estrés emocional que afortunadamente es temporal.

Para aliviar el trastorno, puede beber mucha agua, tratar de mantener la calma, eliminar los pensamientos negativos, preocuparse practicando, por ejemplo prácticas de respiración y meditación. La ansiedad también puede generar diarrea que a su vez provoca deshidratación y sequedad de boca. En estos casos, es necesario beber mucha agua para reponer los líquidos perdidos y aumentar la salivación.

Boca seca nocturna

Mientras dormimos, a menudo respiramos por la boca en lugar de por la nariz. Al hacer esto, podemos sentir la boca seca y la garganta seca por la noche. Algunas causas podrían deberse:

  • Aire demasiado seco dentro de la habitación donde descansamos;
  • Uso de aparatos dentales;
  • Frío;
  • Dificultad para respirar debido a sinusitis o desviaciones del tabique nasal.

Boca seca al despertar

Incluso en la mañana, así como durante la noche, se puede sentir la sensación de garganta y boca seca, debido a:

  • Mala digestión;
  • Dieta alta en azúcar;
  • Embarazo y náuseas al despertar.

¿Cuáles son las consecuencias más comunes?

En presencia de xerostomía, hay menos saliva, que normalmente protege la boca y esta reducción puede causar:

  • Halitosis;
  • Irritaciones de la boca e infecciones;
  • Úlceras, aftas y caries;
  • Sangrado de las encías;
  • Pérdida de dientes

Diagnóstico y prevención.

Una persona que sufre de xerostomía manifiesta la cavidad oral seca y deshidratada. A través de una primera visita, el médico intentará encontrar la causa que desencadenó los síntomas. Para hacer esto, debe investigar la presencia de síntomas asociados, patologías actuales y tomar medicamentos. Puede requerir que el paciente se someta a pruebas que se utilizan para identificar la causa del trastorno para evaluar también la gravedad de la situación. Las principales pruebas prescritas son:

  • Ultrasonido, resonancia magnética, gammagrafía: que permiten resaltar la presencia de inflamaciones y problemas relacionados con las glándulas salivales;
  • Skialometry: una prueba que cuantifica la producción de flujo de saliva;
  • Biopsia: que consiste en tomar una pequeña parte de la glándula para analizar los tejidos y verificar si hay alteraciones.

En cuanto a la prevención, se recomienda mantener la boca lo más hidratada posible bebiendo abundante agua durante todo el día, estimulando la salivación masticando caramelos sin azúcar y utilizando productos que puedan garantizar la hidratación e higiene adecuadas de la cavidad oral sin interferir con el proceso. de salivación

Pautas de nutrición

La nutrición en presencia de este trastorno es esencial. Por esta razón, aquí hay algunos consejos importantes que lo ayudarán a elegir los alimentos más adecuados para combatir la boca seca:

  1. Beba mucha agua: en pequeños sorbos y con frecuencia. De esta manera, promueve la hidratación y puede tragar y hablar más fácilmente;
  2. Elija alimentos picados o pasados;
  3. Prefieren el consumo de alimentos semilíquidos;
  4. Comer en bocados pequeños y masticar bien;
  5. Ablandar los alimentos con salsas, salsas, condimentos líquidos;
  6. Evite el consumo de alimentos secos, picantes, calientes, salados o picantes que irritan las membranas mucosas;
  7. Evite el consumo de azúcares, chocolate que causan caries y se adhieren al paladar;
  8. No beba alcohol ni bebidas con cafeína que irritan, deshidratan y aumentan el trastorno;
  9. Consume alimentos como zanahorias, apio que ayudan a la salivación;
  10. Controlar el peso corporal evitando la pérdida de peso y dividiendo las comidas;
  11. Mantenga siempre un buen nivel de hidratación.

Tratamientos útiles y consejos

Los tratamientos dirigidos para este tipo de trastorno comienzan con un diagnóstico correcto . Cuando el médico identifica la causa de la boca seca, intentará eliminarla con una terapia que pueda aliviar los síntomas. Si el paciente consume medicamentos que también informan sequedad de las membranas mucosas entre los efectos secundarios, sería aconsejable reevaluar la terapia y continuar reduciendo la dosis o reemplazando el medicamento cuando sea necesario y posible.

Quienes padecen esta patología deberían:

  • Trate de respirar por la nariz y no por la boca, durante el descanso nocturno;
  • Evitar fumar cigarrillos;
  • Evite consumir medicamentos de venta libre, como descongestionantes nasales y antihistamínicos;
  • Humedecer el medio ambiente.

Remedios naturales

La sequedad de la boca, según un estudio cubano, es un problema muy frecuente que es causado por una alteración del funcionamiento regular de las glándulas que producen saliva. Es una reducción de la saliva y una alteración de su composición que cambia el pH. La sequedad también puede ser causada por deshidratación o como consecuencia de una enfermedad. Por lo general, no es un problema grave ni dura mucho tiempo, pero implica limitaciones para tragar y síntomas molestos que requieren terapias dirigidas.

Afortunadamente, además de las terapias farmacológicas indicadas por el médico, también se pueden usar remedios naturales que no están destinados a sustituir los medicamentos recetados, sino como un soporte para facilitar la curación. Las propiedades de algunos alimentos pueden ayudar a contrarrestar la reducción en la producción de saliva, como:

  • Té verde: gracias a los taninos que contiene, puede ayudar a resolver este problema de boca seca;
  • Nanzanilla: actúa como un humectante natural para la boca y ayuda a restaurar el pH de la saliva, así como alivia la inflamación;
  • Jugo de aloe vera: el mucílago contenido en el aloe parece ser capaz de ayudar a proteger el tejido de la boca y las papilas gustativas (no hay evidencia científica que confirme lo que se ha dicho). Tenga cuidado de no consumir demasiado porque puede tener un efecto laxante;
  • Vinagre de manzana: los ácidos orgánicos contenidos en el vinagre de manzana ayudan a equilibrar el pH y a estimular la producción de saliva;
  • Jengibre: ayuda a regular la actividad de las glándulas salivales y protege la boca de la deshidratación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *