Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

El bloqueo intestinal más conocido en medicina como “obstrucción intestinal”, es el bloqueo total o parcial del tránsito de los contenidos intestinales. El intestino es un conducto que lleva los alimentos desde la boca hasta el ano, a lo largo del cual se encuentran todas las transformaciones que permiten el proceso digestivo, la extracción de nutrientes y la eliminación de sustancias de desecho.

Cuando se desencadena un bloqueo intestinal, hablamos de una patología real que bloquea el progreso del contenido intestinal y puede ser: parético, o por el bloqueo o mal funcionamiento de los músculos de la pared intestinal o mecánico, debido a la presencia de un verdadero y su propio obstáculo dentro del tubo intestinal o debido a una compresión externa.

Veamos específicamente las causas, síntomas y qué tipo de remedios y tratamientos naturales se pueden implementar para mejorar las dolencias.

¿Qué Significa “Obstrucción Intestinal”?

La obstrucción intestinal es una de las patologías que cada vez más requiere cirugía y requiere hospitalización preventiva. Los movimientos de la musculatura intestinal pueden detenerse repentina y progresivamente, involucrar una sección del intestino o todo el órgano y provocar un cierre de la colmena que no permite la expulsión de gases y heces.

Por tanto podemos distinguir:

  • Una pseudooclusión: Donde las heces no se expulsan debido a una reducción de las deposiciones.
  • Una suboclusión: Donde el bloqueo ocurre en parte y se manifiesta con episodios frecuentes y muy fuertes.
  • Estreñimiento: Donde las heces y los gases con dificultad aún logran pasar.

Puede deberse a varios factores y siempre es recomendable contactar con su médico:

  • Cuando la evacuación ocurre raramente.
  • Cuando ocurre el dolor abdominal.
  • Cuando se produce deshidratación o el interesado se ha sometido a cirugía u oncología.

Las Causas del Bloqueo Intestinal

Las causas subyacentes del bloqueo intestinal se pueden dividir de la siguiente manera:

  • Mecánico: Es decir, cuando el tubo intestinal se bloquea por algo que se ha formado en su interior o por compresión externa. Existen situaciones particulares, en las que el grosor de las paredes aumenta y estas provocan una obstrucción de la luz intestinal.
  • No mecánico: Cuando no hay una verdadera parada intestinal, sino un bloqueo del movimiento de tránsito de alimentos y heces. Esto ocurre en algunas situaciones como respuesta a enfermedades que afectan a los órganos cercanos al intestino.

Sintomatología

Los síntomas de obstrucción intestinal son:

  • Calambres y dolores intermitentes en el abdomen.
  • Náuseas y vómitos.
  • Cierre de la colmena que no permite el escape de gases y heces.
  • Deshidratación debido a la falta de reabsorción de jugos digestivos.
  • Distensión e hinchazón abdominal.

Ante esta sintomatología el paciente presentará ansiedad, sufrimiento, agitación, fiebre, dificultades respiratorias.

Complicaciones del Bloqueo Intestinal

En el caso de bloqueo intestinal, cuando la situación es grave , pueden ocurrir complicaciones si no se toman medidas inmediatas. En particular:

  • Perforación del intestino.
  • Ataque cardíaco o necrosis, cuando el bloqueo se debe a estrangulamiento.
  • El intestino no podrá reabsorber iones y agua.
  • Estreñimiento, peritonitis.
  • Alteraciones en la capacidad de coagulación.
  • Alteraciones en la función del sistema cardiorrespiratorio.

Diagnóstico de Obstrucción Intestinal

El diagnóstico se realiza mediante una radiografía del abdomen. Para respaldar el diagnóstico, el médico solicitará una muestra de sangre y evaluará el recuento sanguíneo para verificar:

  • Aumento de los glóbulos blancos.
  • Un aumento del hematocrito, que indica deshidratación.

Al finalizar estas evaluaciones procederemos a una tomografía computarizada de abdomen para valorar el nivel y la causa. También se pueden recomendar exámenes endoscópicos como la colonoscopia.

Pautas de Alimentación

Cuando los pacientes presentan suboclusión o bloqueo parcial del intestino, se suele recomendar una dieta cremosa o blanda, evitando el consumo de fibra dietética para favorecer el tránsito intestinal bebiendo mucho, en asociación con el consumo de alimentos líquidos o semilíquidos. 

Se deben evitar los cereales integrales, legumbres y se pueden consumir (siempre pidiendo consejo a un dietista o nutricionista) batidos, zumos o centrifugadoras de verduras. En caso de bloqueo, la dieta a menudo se lleva a cabo en el hospital, donde se requiere una primera fase de ayuno con una posterior reintroducción gradual de alimentos sólidos.

Además de las indicaciones generales, también existen alimentos que favorecen el tránsito, tales como:

  • Ciruelas: Fruta con propiedades laxantes, que parece no tener contraindicaciones particulares y que se recomienda tanto para adultos como para niños, en caso de estreñimiento. El mérito de sus efectos beneficiosos se debe a la presencia de vitamina A y potasio, que ayudan a estimular el tránsito intestinal.
  • Calabacines: Compuestos por un mayor porcentaje de agua, seguido de vitaminas. Se recomienda su consumo en caso de estreñimiento, por su acción laxante. Lo ideal sería comerlos hervidos, con una pizca de sal y un chorrito de aceite.
  • Albaricoques: Ricos en vitamina A y potasioSe recomienda su consumo para el aporte de vitaminas pero también para la función depurativa.
  • Cereales Integrales: Son ideales para quienes padecen obstrucción intestinal. Deben consumirse a diario, en el desayuno combinándolos con yogur blanco que puede ayudar a la flora bacteriana. Tenga cuidado con el salvado, que puede ser demasiado fuerte e irritante para los intestinos.

Recomenadaciones

Actuar con prontitud es fundamental para evitar complicaciones, de las que hablamos antes. El tratamiento de la obstrucción intestinal está relacionado con la causa que la desencadenó. Por ejemplo, un exceso de fluidos gástricos se puede absorber a través de un tubo, mientras el paciente está en ayunas y se alimenta por vía intravenosa.

En oclusiones mecánicas, es posible que se requiera cirugía. Si la oclusión parética de la resolución espontánea ocurre en unos pocos días y por consejo médico, la curación puede mejorarse mediante la administración de medicamentos. 

Remedios Naturales

Probióticos

Entre los remedios naturales encontramos los probióticos y prebióticos, que actúan como reguladores del estómago ayudando a eliminar las bacterias dañinas y favoreciendo la digestión. Por lo general, se toma en ayunas por la mañana, para que puedan actuar sobre la flora bacteriana. Después de una hora se podrá comer y se podrá potenciar la acción de los probióticos con un desayuno a base de frutas y cereales. A diferencia de los tés de hierbas, los probióticos deben usarse durante períodos cortos y en presencia de una sintomatología particular. Siempre contacte a un experto para obtener la dosis correcta.

Las infusiones

Otro remedio natural útil son los tés de hierbas purificantes, que pueden beneficiarse de las propiedades contenidas en las diversas hierbas. Muy útiles son los basados ​​en:

  • Diente de León y perifollo: Deben prepararse individualmente. Basta poner una cucharada de extracto seco en medio litro de agua, filtrar la mezcla y dejar enfriar antes de consumirlos. La infusión debe consumirse por la mañana antes del desayuno, con la adición de un edulcorante, o si se prefiere un poco de azúcar.
  • La infusión de semillas de lino: Se atribuyen propiedades laxantes. En este caso es necesario poner una cucharadita de semillas, por la noche, en un vaso de agua tibia y dejarlo todo en infusión durante la noche. A la mañana siguiente, filtrar y quitar las semillas antes de beber la infusión. Puede consumirse durante una o dos semanas consecutivas.
  • Infusión de malva: Ùtil para ayudar a combatir el estreñimiento. Simplemente sumerja 8 hojas en medio litro de agua durante 10-15 minutos. Se puede consumir tanto frío como caliente, dos veces al día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *