Ciencia y Peso
La Ciencia de la Nutrición y la Salúd

El ácido hialurónico es producido por el cuerpo humano para proteger e hidratar los diversos tejidos. Por esta razón, el ingrediente activo se integra con varios cosméticos naturales como cremas corporales y tratamientos antienvejecimiento. Sin embargo, el ácido hialurónico también está presente en algunas bacterias y animales, y se concentra en el tejido conectivo.

Hasta los años setenta, el mucolpolisacárido se extraía principalmente de animales y bacterias, mientras que las técnicas actuales permiten diversos tipos de extracción y uso de ácido hialurónico. En los siguientes párrafos entraremos en más detalles sobre las características, propiedades y funciones del ácido hialurónico. 

Ácido Hialurónico: Características

El ácido hialurónico consiste en un mucolpolisacárido producido naturalmente por el cuerpo humano, algunas bacterias y animales. Su estructura química cuenta con varias propiedades benéficas que se explotan completamente en el campo cosmético, pero también en el campo médico. Hoy en día, el ácido hialurónico se obtiene en el laboratorio y se integra en diferentes formulaciones y demuestra que está libre de contraindicaciones y efectos secundarios. 

Funciones y Propiedades Benéficas del Ácido Hialurónico

Las funciones del ácido hialurónico demuestran ser útiles para rejuvenecer y desarrollar la piel, pero también contra los dolores en las articulaciones. Uno de los efectos benéficos más importantes del ácido hialurónico es proteger al cuerpo de virus y bacterias. El ácido hialurónico tiene una acción hidratante en los tejidos, tiene propiedades curativas, antiinflamatorias y  proporciona a la piel suavidad y elasticidad.

El ácido hialurónico previene el envejecimiento de la piel y demuestra ser el ingrediente por excelencia de los tratamientos cosméticos antienvejecimiento. El ácido hialurónico también se encuentra en los tratamientos de relleno comunes para combatir las arrugas faciales. Su uso le da mayor plenitud a la piel, trata incluso las pequeñas cicatrices y mejora la apariencia de los labios.

El líquido sinovial contenido en el ácido hialurónico actúa en la dirección de las articulaciones, amortiguando los diversos movimientos, evitando el envejecimiento de las articulaciones, para proteger el cartílago. El ácido hialurónico se usa para tratar la osteoartritis, en presencia de lesiones de tamaño mediano.

El ácido hialurónico también se usa como remedio para las imperfecciones de la piel, como las estrías, la celulitis y el acné es ingrediente activo del gel Natural Shape, que ayuda a mejorar el aspecto de la piel que tiene estas imperfecciones, del suero facial antiacné Seborax para estimular la producción de colágeno y elastina, también lo podemos encontrar en productos que ayudan a aumentar el volumen de los labios como es el caso Natulips. Además de los productos cosméticos, como cremas, lociones, rellenos faciales, el ácido hialurónico también se puede tomar en forma de un suplemento alimenticio oral. En el campo de la estética, para combatir las arrugas y el envejecimiento de la piel, el ácido hialurónico se presenta en suero, equipado con un práctico dispensador de dosis.

Finalmente, el ácido hialurónico se usa en el campo médico para tratar las infiltraciones para lubricar, proteger el cartílago y amortiguar el estrés del movimiento. Como se especificó anteriormente, el ácido hialurónico no tiene efectos secundarios, pero es preferible excluir a personas con hipersensibilidad o con alergias al ingrediente activo antes de su uso o ingesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *